Navarra se ha constituido en la primera comunidad autónoma del estado español en demandar para la celebración de un referéndum en el que los ciudadanos puedan decir si desean una república o por el contrario una monarquía. Se trata de una decisión histórica y sin antecedentes en la democracia española que ha sido presentada por los grupos políticos que gobiernan con mayoría absoluta.

Aunque la idea ha sido como consecuencia de la decisión de Izquierda Unida, ha contado también con el apoyo de Geroa Bai, EH Bildu y Podemos. Mientras que por el contrario, Unión del Pueblo Navarra, Partido Socialista de Navarra y Partido Popular se han opuesto claramente a esta importante decisión que se ha tomado en el Parlamento de Navarra.

En este parlamento en las últimas semanas ya se estaba formado una corriente en la opinión pública para que los navarros puedan decantarse por el sistema republicano de gobierno.

Miedo entre los constitucionalistas a que se extienda la medida

Los promotores de esta iniciativa popular y política estaban totalmente exultantes, han llegado a manifestar con una gran claridad que “lamentan en términos democráticos" que esta consulta no se haya producido ni con Juan Carlos I ni al abdicar este, con su hijo Felipe VI”. No en vano, uno de los principales temores que albergan las fuerzas políticas constitucionalistas, tanto en la Comunidad Foral de Navarra como en otras dentro de ámbito estatal, es que pueda extenderse esta iniciativa a otras comunidades autónomas.

Todas las predicciones apuntan preferentemente a sus vecinos del País Vasco, Cataluña, Islas Baleares y puede que en último caso a la propia Comunidad Valenciana. En cualquier caso, es otro quebradero de cabeza para el nuevo gobierno que ha creado el socialista Pedro Sánchez. Por el momento, no hay ningún comunicado oficial sobre las intenciones de Navarra de elegir otra forma de estado que no sea la monarquía.

Al igual que mutismo es el denominador común en las fuentes relacionadas con el Palacio de la Zarzuela.

Intención de rechazar la próxima visita de Felipe VI

De todas formas, el éxito no ha sido total para los promotores de este plan político ya que querían también rechazar la visita que el Rey de España tiene previsto realizar a Navarra esta semana para asistir al Congreso Internacional de Arquitectura.

Esta propuesta se ha desestimado al contar con los votos en contra de Geroa Bai, UPN, PSN y Partido Popular.

En cualquier caso, significa un contrapié para los intereses de la monarquía española que puede encontrarse con más de un problema no esperado a partir de estos momentos. Con un segmento de la población muy joven en contra de la institución hereditaria.

Sigue la página Casa Real
Seguir
Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!