Hace un mes pudimos ver una entrevista al ministro de relaciones exteriores de la Federación de Rusia Sergúei Lavrov por parte del programa de la BBC Hard Talk.

Stephen Sackur y su falta de profesionalidad

En dicha entrevista, el periodista y presentador del programa Stephen Sackur mostró una falta de profesionalidad tremenda al interrumpir constantemente al ministro ruso. Incluso después de hacer una pregunta, en el momento en el que el ministro comenzaba a contestar a Sackur, este lo interrumpía con otra pregunta o con una acusación.

En una ocasión esta falta de profesionalidad llega a tal punto que Sackur acusa y pone palabras en la boca del ministro, palabras que en ningún momento pronunció.

Durante toda la entrevista Stephen Sackur trata de inducir en el ministro respuestas para intentar sacar una exclusiva o dejar en mala posición a Sergúei Lavrov o a Rusia.

Durante la entrevista

Sackur hace la siguiente acusación: ‘’Usted dijo que tenia pruebas irrefutables que de cierto país rusófobo (Gran Bretaña) junto con los Cascos Blancos preparó la escenificación del incidente’’. Refiriéndose al supuesto ataque químico de Siria sobre Duma, y que dio lugar al ataque por parte de Gran Bretaña, EE.UU y Francia con misiles.

El ministro ruso manteniendo la profesionalidad y la compostura responde: ’’Espere un segundo. ¿De dónde ha sacado usted que me refería a Gran Bretaña? No me atribuya palabras que no he dicho.

[…] Trate de citarme sin tergiversar, porque si no resulta poco profesional".

En otra pregunta en mitad de la respuesta Stephen Sackur vuelve a interrumpirle a lo que el ministro ruso le pide pacientemente que le deje acabar con la respuesta. La entrevista termina con una declaración por parte del ministro ruso un tanto dura al confirmar la pregunta de Stephen Sackur sobre si habíamos vuelto a la misma situación que en la época de la Guerra Fría.

A lo que el ministro respondía: ‘’Diría que la situación está incluso peor que durante la Guerra Fría.’’

¿Y ahora qué?

Vivimos tiempos difíciles. Estados Unidos, Francia e Inglaterra acusan directamente a Rusia de colaborar y permitir que Bashar Al-Assad fabrique y ataque a su propio pueblo con armas químicas. Por su parte Rusia acusa que todo es un montaje de los Cascos Blancos lo cuales son financiados por EE.UU e Inglaterra.

Faltan canales de comunicación los cuales han sido cesados por iniciativa inglesa. Ha dejado de funcionar el consejo Rusia-OTAN. Se está produciendo una escalada rusófoba sin precedentes. Rusia se ha convertido en un país marginado, cuesta recordar un momento en la historia en la que Rusia haya estado tan aislada. Este próximo verano Rusia recibe el Mundial de Fútbol, y Reino Unido ha comparado este mundial con aquellas olimpiadas de 1936 recibidas por la Alemania Nacionalsocialista bajo el mando de Adolf Hitler, pero parece que Reino Unido ha olvidado que dos años después en un partido disputado entre la misma Alemania e Inglaterra, antes de empezar el partido los ingleses se unieron a los alemanes alzando su brazo derecho.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!