El presidente del Partit Popular de Cataluña ha demostrado en diversas oportunidades y por diferentes medios de comunicación su pensamiento xenófobo y racista. Ya sea por las redes sociales o por los canales de televisión, Albiol ha expresado su descontento en cuanto a la gran cantidad de inmigrantes que hay en el país.

En una oportunidad, expresó en una entrevista para el canal TV3 que existen comunidades islámicas que apuestan al terrorismo. Además acusó a los inmigrantes, más específicamente a los rumanos y gitanos de ser los responsables de la pobreza y el desempleo que existe en el país. A través de la red social Twitter, atacó a Gerardo Pisarello por apoyar las votaciones del 1-O recordándole su calidad de extranjero y aconsejándole, de manera muy odiosa, que fuera más agradecido con el país que lo había acogido.

La coherencia no es su fuerte

Por un lado, el político catalán siempre ha defendido su postura constitucionalista y le encanta usar la palabra hispanofobia en sus declaraciones pero por otro lado hace este tipo de declaraciones. ¿Entonces? Al parecer, para Albiol, ser islamófobo es aceptable pero hispanófobo es otra historia.

Es más, el Consejo de Europa contra el Racismo y la Intolerancia mencionó a Xavier García Albiol como ejemplo de racismo y Xenofobia después de generalizar de manera irresponsable a los musulmanes como el terroristas, y relacionar a los gitanos y rumanos con la delincuencia.

¿Fue víctima de sus propias palabras?

El pasado 24 de abril, el día de Saint Jordi, el líder del PP tiene como costumbre repartir flores amarillas a la comunidad de Badalona.

Pues resulta que muchos transeúntes lo atacaron a gritos, increpándole miles de cosas a lo que él respondió con su presencia, sonrisas y flores. En declaraciones públicas, el ex alcalde de Badalona pidió tolerancia y dijo que los fanáticos que lo acosaron no cumplieron su cometido pues repartió las flores como todos los años y disfrutó el día de Saint Jordi.

Es realmente preocupante la cantidad de políticos y personas con poder que tienen como divisa el racismo y la xenofobia. Son personas que representan a la comunidad y es inaceptable que la discriminen por diferencias culturales o religiosas. Más bien deberían usar su poder para dar discursos sobre la inclusión e influenciar de forma positiva para acabar con prejuicios y estigmas.

¿Será que para la próxima aprenderá a medir sus palabras?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!