No ha hecho más que comenzar la Operación Erial desarrollada por la Guardia Civil para desvelar una potente trama de corrupción dentro del Partido Popular en donde se ha procedido a la detención del ministro de Trabajo de José María Aznar, Eduardo Zaplana. Pero es tan solo uno de los muchos nombres ilustres que están bajo la acusación de cohecho, blanqueo de capitales y fraude fiscal.

Uno de los nombres que ya están confirmados en esta trama de corrupción política y que se va a desvelar en los próximos días es nada menos que el yerno del ex presidente del gobierno, José María Aznar. Nos estamos refiriendo al famoso empresario Alejandro Agag y que es especialmente conocido por la opinión pública española por protagonizar una principesca boda con Ana Aznar en el Monasterio de El Escorial.

Un evento que es recordado porque buena parte de los invitados han finalizado procesados ​​por delitos de corrupción.

Pelotazos a la sombra de la cúpula del Partido Popular

Las relaciones de Alejandro Agag con el recién detenido Eduardo Zaplana no son de ahora, sino que se mantienen desde hace muchos años. Hasta el punto de que ambos han participado en las mismas actuaciones que han provocado esta importante acción por parte de la Guardia Civil.

Uno de los casos investigados por la justicia española es el que tiene que ver con el desarrollo del campeonato de Fórmula 1 que se celebró ya hace unos años en la capital de la Comunidad Valenciana, en el que se sospecha que pudo haber cobrado unas altas comisiones que fueron a parar a sus cuentas personales.

Esta posición está reforzada por el hecho de que hay suficiente documentación sobre la participación de Agag en los hechos a recaudo de la Guardia Civil. Por otra parte, es de sobra conocida la información privilegiada que tenía el familiar de José María Aznar para desarrollar ciertos negocios de manera irregular.

El temor se instala entre los dirigentes populares

La previsible detención de Alejandro Agag ha caído como una losa dentro del Partido Popular, ya que conocen las maniobras de este curioso personaje de la jet set empresarial. Por este motivo no es de extrañar que la desolación se haya apoderado de la secretaría general de los populares en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig.

Hasta el punto de reconocer que ya muy poco puede hacer cuando varios de los presidentes de esta comunidad autónoma están imputados por corrupción y ante el empuje de Ciudadanos en todas las encuestas que se han realizado hasta estos momentos. Porque además, las relaciones de Agag con las antiguas cajas de ahorro de la comunidad han sido más que evidentes.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!