No ha sido finalmente el Mástergate el detonante de la dimisión de la presidenta de la Comunidad Cifuentes. Sino que por el contrario se ha debido a hecho menor como el robo de unos productos para la belleza en los supermercados de Eroski. Curiosamente se trata de un hecho delictivo que se desarrolló hace siete año, antes de ser la delegada del gobierno en Madrid. En este sentido, es muy importante recalcar que desde el centro de distribución comercial se ha puesto de manifiesto que el material grabado en la tienda se destruyó en menos de 30 días.

Mientras que por otra parte, la Agencia Española de Protección de Datos ha decidido investigar las grabaciones de Cifuentes recogidas desde una cámara de seguridad en el interior del centro. Este factor lleva a la conclusión de que algunas personalidades de la vida pública nacional y con especial relevancia tenían la grabación de este suceso. Y precisamente el medio de comunicación que ha lanzado la noticia, Okdiario de Eduardo Inda, tiene una especial vinculación con las “cloacas del estado”.

Por lo que se confirmaría que habrían sido los cuerpos policiales los encargados de divulgar estas imágenes a la opinión pública española. ¿Pero por orden de quiénes?

Fuego amigo dentro del Partido Popular

Las primeras sospechas recaen en la vicepresidenta del gobierno, Soraya Saénz de Santamaría de quien dependen directamente los servicios secretos del estado español. Por otra parte, es una de las candidatas a presentarse a las elecciones del ayuntamiento de Madrid y precisamente se beneficia con la caída de Cristina Cifuentes.

Unas relaciones entre las dos que eran muy tensas en opinión de algunos miembros muy importantes del PP.

En cualquier caso, no sería la primera vez que la vicepresidenta se beneficiaría de los servicios policiales ya que los ha utilizado a su antojo en los últimos años para conseguir sus objetivos políticos.

Venganza por parte de Esperanza Aguirre e Ignacio González

Otro de las personas que son sensibles para haber desarrollado esta operación mediática son los predecesores en el cargo de la Comunidad de Madrid.

Como consecuencia de las actuaciones por parte de Cifuentes en la denuncia de algunos casos de corrupción dentro del Partido Popular en esta comunidad autonómica.

Como por ejemplo, el impulsado en la Ciudad de la Justicia y que implicaría muy directamente, tanto a Esperanza Aguirre como Ignacio González. Por lo que tendrían suficientes motivos de revancha con la hasta ayer presidenta de la Comunidad de Madrid.

En una guerra de todos contra todos que se puede agudizar en los próximos días con unos resultados inesperados para el partido de Mariano Rajoy.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más