Cuba ya tiene nuevo presidente y su nombre es Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, el ex vicepresidente de Cuba de 58 años edad elegido por Raúl Castro y votado por la asamblea con un resultado del 99,8% de votos a favor.

Tomó posesión del cargo el pasado jueves 19 de abril y su primer acto oficial como presidente, aparte de la toma de posesión, ha sido recibir en Cuba a Nicolás Maduro, el actual presidente de Venezuela, quién también fue el primero en felicitar al nuevo presidente cubano.

Generación pos revolución

Miguel Díaz-Canel pertenece a la generación de dirigentes posrevolución cubana. Además de ser el primero, de esa generación, en llegar a presidente. Nacido un año después de que la revolución cubana triunfara, obviamente no fue partícipe de la revolución llevada a cabo por los castros, el Ché Guevara y otros ideólogos cubanos comunistas. Por esta razón no gozará de la autoridad moral con la que gozaron sus antecesores Fidel y Raúl Castro, sin embargo, según el profesor de la Universidad de la Habana Fabio Fernández: ’’esta autoridad puede ser construida con una buena gestión económica y una profundización de la democracia cubana’’.

Carrera hasta la presidencia

El nuevo presidente de Cuba nacido el 20 de abril de 1960 en Placetas, Cuba. Es ingeniero electrónico y exprofesor universitario. Empezó su carrera política como líder de la Unión de Jóvenes Comunistas, después máxima autoridad del Partido Comunista en dos provincias estratégicas cubanas. Entre 2009 y 2012 fue ministro de educación superior. Fue vicepresidente del consejo de ministros hasta 2013 año en el que ocupó el cargo de vicepresidente del gobierno hasta 2018 cuando fue nombrado presidente.

¿Cambio en Cuba?

Con la toma de poder de Díaz-Canel se pone fin a más de seis décadas de una Cuba gobernada por los hermanos castro. Y deberá enfrentarse a una infraestructura decadente, una economía estancada y la hostilidad por parte de Donald Trump y los Estados Unidos de América.

Díaz-Canel durante su cargo como ministro de educación superior llevó a cabo reformas gracias a las cuales se modernizaron los planes de estudios y se impulsó el uso de la tecnología.

Y aunque todos los dirigentes cubanos suelen acompañarse con un importante dispositivo de seguridad, el pasado marzo Díaz-Canel junto a su esposa, llegaron a un centro de votación en Santa Clara sin apenas seguridad, dando un mensaje claro ‘’un nuevo tipo de liderazgo puede llegar a la isla’’

Podemos estar ante un cambio, un cambio que dé libertades a la isla, a la comunidad LGBT, un cambio para dar libertad a la prensa y a la información, en fin, un cambio que dé libertad a todos y cada uno de los cubanos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!