En estos momentos es ya un hecho que Cristina Cifuentes dejará la presidencia de la Comunidad de Madrid. Es una decisión que ha tomado el Partido Popular para tratar de salvar el poder en esta importante comunidad autónoma. Hasta el punto de que los populares están negociando muy discretamente con Ciudadanos el nombre del nuevo presidente. Ante el temor de que pudiese prosperar la moción que censura que ha promovido el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y que cuenta con el apoyo de Podemos.

No en vano, la postura del partido que lidera Albert Rivera ha puesto nerviosos a los populares ante el evidente temor de que pudiese prosperar.

Y la decisión final es apartar a Cifuentes del despacho de la Puerta del Sol. Ahora los debates entre PP y Cs se centran en quien será la persona que interinamente presida la comunidad hasta las elecciones del próximo año. Honor que corresponderá al partido de Mariano Rajoy, como el más votado en los últimos comicios autonómicos. Se lo disputarán entre dos nombre de segunda fila pero que ponen en evidencia la fractura en la que se encuentra en estos momentos el PP.

Ángel Garrido la solución tecnocrática al gobierno en Madrid

Uno de los aspirantes a presidir esta comunidad autónoma es el actual vicepresidente, Ángel Garrido. Pertenece a la corriente de Cristina Cifuentes y es respaldado por el aparato del partido en Madrid. Un hombre gris y poco mediático que por otra parte no es convincente para la dirección del Partido Popular.

Su perfil es más bien de gestión, y no político y tendrá que luchar en contra de las opiniones de los pesos pesados de esta formación política que apuesta por su hombre en Madrid.

Pedro Rollán el candidato de Soraya Saéz de Santamaría

Por otra parte, está la figura más política del actual consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán Ojeda.

Aunque no muy conocido en el ámbito autonómico, sí que cuenta con el beneplácito de casi todos los miembros de la ejecutiva del Partido Popular, entre ellos el de la vicepresidente del gobierno Soraya Saéz de Santamaría.

Ha sido alcalde de la localidad de Torrejón de Ardoz y destaca por ser uno de los ediles que más votos ha conseguido en las últimas elecciones municipales, junto con el alcalde de Vigo.

Representa más los intereses del aparato estatal que desde el punto de vista regional. No obstante, presenta como principal inconveniente el hecho de que no es muy conocido entre los ciudadanos madrileños. Un perfil muy al gusto de lo que quiere Albert Rivera que es desgastar al Partido Popular.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!