Ada Colau, la activista social y actual alcaldesa de Barcelona permanece en el ojo del huracán después de un mes decisivo para Barcelona. Hace tan sólo cuatro semanas, la alcaldesa se sometía a una moción de confianza en el pleno del Ayuntamiento para sacar adelante los Presupuestos de 2018, sin embargo, Ada Colau únicamente consiguió el apoyo de su grupo político, obteniendo 30 votos en contra frente a únicamente 11 favorables. Esta situación se tradujo en la obligación de todos los partidos para acordar en el plazo de un mes un nuevo alcalde y aprobar los presupuestos.

La oposición no consigue un acuerdo para aprobar los Presupuestos de 2018

Ha sido concretamente en el día de hoy cuando ha transcurrido un mes desde la moción de confianza y la oposición, formada por PDeCAT, ERC, PSC, CUP y PP, no han conseguido ponerse de acuerdo para la aprobación de unos Presupuestos ni para la elección de un nuevo alcalde, por lo que, instantáneamente, se han aprobado los Presupuestos redactados por el gobierno municipal. Se trata, sin duda alguna, de una jugarreta a la alcaldesa de Barcelona por parte, concretamente, de PDeCAT y ERC, quienes semanas antes, habían votado a favor del gobierno municipal.

Barcelona en Comú culpa al PSC de no apoyarles para la aprobación

Un mes después de la votación, los Presupuestos de 2018 redactados por Colau han salido adelante, por lo que PSC, principales socios del gobierno municipal hasta el pasado noviembre, no han podido conseguir su objetivo, es más, Barcelona en Comú llegaba a culpar al PSC de no poder aprobar los Presupuestos en el Pleno.

La alcaldesa de Barcelona consigue aprobar los presupuestos sin apoyos

Los presupuestos, aprobados en el día de hoy, tienen algunas modificaciones como por ejemplo, una ampliación del número de familias beneficiadas por la tarificación de guarderías municipales. Por otro lado, la alcaldesa ya ha firmado la liquidación de los presupuestos de 2017, los cuales fueron cerrados con un superávit de 1,3 millones de euros, una cantidad que no ha sido superada por ningún otro grupo político del Ayuntamiento de Barcelona, únicamente por Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid, quien ha reducido la deuda en más de 2.000 millones de euros.

En definitiva, los nuevos presupuestos aprobados en el día de hoy, mantienen la tendencia creciente que se ha registrado desde que Colau llegó a la alcaldía de Barcelona.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!