Ha habido cierta euforia en el Partido Popular con la próxima elección de Luis de Guindos como vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE). Pero esta tendencia oficial se ha enfrentado con la tesis de uno de los mayores conocedores del sector económico dentro de la Unión Europea, como es el prestigioso catedrático en Economía, Roberto Centeno. Al aludir que esta designación ha tenido un precio que tendrán que pagar los contribuyentes españoles [VIDEO]. Al poner de manifiesto que esta es una estrategia que promovió en antiguo Ministro de Economía del gobierno alemán, el demócrata cristiano Wolgang Schäuble.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Casa Real

Al comprometerse a proporcionar una rescate de 100.000 millones de euros para rescatar a la banca española en plena crisis económica y que devolverían el dinero a las cajas alemanas y francesas.

Pues bien, según informaciones ofrecidas por parte del Banco de España, y que son recogidas por Roberto Centeno en su riguroso artículo, el desembolso final del rescate habría sido de 77.000 millones de euros. Importe que correría a cargo de los ciudadanos españoles.

Solo se han recuperado 4.139 millones de euros

De la cantidad que les habría costado a los españoles el nuevo cargo que tendrá Luis de Guindos, solo se habría recuperado algo más de 4.000 millones de euros. En una operación que ha sido considerada como nefasta por parte de los más afamados economistas, tanto de España como de otros países. Hasta el punto de que hoy todavía los contribuyentes nacionales están perdiendo una serie de servicios sociales. Como por ejemplo, los vinculados a la sanidad, seguridad social, ayudas a personas desfavorecidos y proyectos de investigación científica entre algunos de los más importantes.

Y todo ellos, tal y como apunta el doctor Centeno, para un cargo en la BCE que tiene poco poder decisión ya que quien tomará las determinaciones en política económica será el presidente del órgano monetario comunitario, el alemán Jens Weidmann que es el actual presidente del Bundesbank. Y presumiblemente será el sustituto en el cargo del actual presidente del Banco Central Europeo, el italiano Mario Draghi.

Subordinado a las decisiones germanas en el BCE

A modo de resumen, Roberto Centeno afirma muy categóricamente que este sería el precio que tendría que pagar el pueblo español para que el Ministro de Economía del gobierno español tenga un puesto en el organigrama de los órganos de decisión de la Unión Europea. Además advierte que Luis de Guindos tendrá que subordinarse a las decisiones que tomarán alemanes y franceses en las más altas instancias del BCE. Algo que en opinión de este importante economista es considerad como una gran estafa al pueblo español por parte del Partido Popular y que se pagará muy caro en los próximos años.