Todo apunta a que ayer 9 de Enero de 2018 en una cena entre Marta Rovira y Carles Puidgdemont, en la ciudad belga de Bruselas, se cerró el acuerdo para investir a Puidgdemont, gracias a los 66 escaños que obtuvieron en las pasadas elecciones en Cataluña, no obstante, necesitarán de los apoyos de la CUP para continuar su hoja de ruta independentista.

También acordaron la mesa que tendrá el Parlament tras el día 17, y que según parece presidirá ERC, no obstante las dos formaciones contarán con el mismo número de miembros en la mesa del Parlament. Todo apunta a que no van a hacer ningún guiño a En Comú Podem, por lo que no van a estar presentes en la mesa, lo que dejará solos en la mesa a ERC, Junts per Catalunya, C´S y al PSC.

¿Cómo se investirá a Puigdemont?

No obstante y pese al acuerdo al que han llegado, quedan algunas incógnitas que quedan por resolver, una de ellas es la forma mediante la cual conseguirán investir a Puidgdemont, se especula con una Investidura por Skype, o bien la delegación de la lectura del discurso de investidura en algún diputado de Junts per Catalunya que pueda actuar como mediador entre Puidgdemont y el parlamento de Cataluña.

¿Qué pasará con los diputados encarcelados?

Otra duda que surge es que pasará con aquellos diputados que están encarcelados o en Bruselas, y de que forma podrán votar la investidura de su president, se había hablado de dimisiones de todos ellos. Por una parte se encuentran Clara Ponsatí y Lluís Puig, los cuales se encuentran en Bruselas junto al president, y que si volviesen serían detenidos, y también los encarcelados en Estremera: Oriol Junqueras, Joaquim Forn y Jordi Sánchez.

Sin embargo, los diputados que se encuentran en prisión, podrían disfrutar de permisos carcelarios para asistir a los plenos del parlament si así lo autoriza el Tribunal Supremo.

Una pregunta que todavía no han sido capaces de resolver es como va gobernar Cataluña, Puidgdemont estando en Bruselas, algo en principio parece ilógico, pero lo cierto es que si volviese a España sería detenido al instante, algo que el futuro president no está dispuesto a experimentar, por lo que se habla de la asistencia a los plenos de forma telemática, y la toma de decisiones ejecutivas en Bruselas.

Todo claro y nada claro

Sabemos que no habrá repetición de elecciones en Cataluña, sabemos que los independentistas gobernarán, pero lo que no sabemos es si el artículo 155 se seguirá aplicando tras la investidura o si Rajoy cederá en un intento de diálogo y le de a Puidgdemont un margen de actuación, lo que tampoco sabríamos en caso de que se deje de aplicar el artículo 155 son los derroteros que tomará el nuevo ejecutivo independentista; ¿una línea unilateral más dura?

¿Un enfriamiento del independentismo?

Visto lo visto solo queda esperar que obra teatral nos ofrece nuestra amada clase política en este nuevo año

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!