Bajo un discurso completamente surrealista, el director de teatro Albert Boadella se ha dirigido a los ciudadanos de Tabarnia como su presidente en el exilio, al grito de “ciudadanos ya no estoy aquí”. En una clara alusión a las históricas palabras que pronunciase el presidente Tarradellas cuando volvió a Cataluña tras largos años de exilio. Pero en esta ocasión el tono ha sido mucho más jocoso e irónico al insistir el fundador de Els Joglars que “en Tabarnia se quiere reír en libertad”. En un discurso muy especial que ha utilizado el catalán como idioma de la broma, aunque subtitulado en castellano.

Por momentos la situación ha sido de gran comicidad e incluso ha recordado algunos de los mejores golpes de ingenio de los Hermanos Marx. En especial en algunos discursos que lanza Groucho en la película Sopa de Ganso. No conforme con este formato en la comunicación, Albert Boadella ha terminado su cómica declaración institucional con un corte de mangas que ha ido dirigido a todos los telespectadores. Mientras al fondo se distinguían las banderas de Tabarnia, España y la Unión Europea.

Alegato en contra del independentismo

La actuación de Albert Boadella ha querido reflejar el absurdo del Independentismo desde un toque muy personal. Hasta el punto que en un momento de su intervención se ha referido a que “donde nací se llenó de 'trinxeraires' que lo rompieron todo”.

Se trata de una nueva acción del hombre de teatro catalán en contra de una de sus bestias negras como el mundo independentista en Cataluña.

De nada ha servido que su discurso se haya dirigido a los catalanes ya que se ha referido constantemente a algunas de sus más relevantes tradiciones. Como por ejemplo, la “rosa de abril” o la “morena de la serra”.

En cualquier caso, son unas sentidas palabras que no han dejado indiferentes a ninguno de los agentes sociales del separatismo catalán.

“Soy un payaso”, admite Boadella

El director de teatro ha reconocido que es un payaso, aunque matizando que “al lado de los políticos no soy más que un mero aprendiz”.

Por otra parte, no han faltado las referencias por las que ha tenido que pronunciar estas palabras desde el exilio. En este sentido, hay que recordar que Albert Boadella recaló y reside en la actualidad en Madrid tras ser acogido hace muchos años por parte de la que era en esos momentos presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Esperanza Aguirre. Para ser designado como uno de los responsables de la programación en los teatros del Canal Isabel II. Donde ha estrenado alguna de sus obras de teatro más importantes, como en el caso concreto de El sermón del bufón.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!