El ex presidente de la Comunidad de Madrid, ignacio gonzález, ha apuntado en su declaración ante la Guardia Civil, que fue Esperanza Aguirre la responsable de la trama corrupta que afecta al Partido Popular (PP). Era un secreto a voces en los foros de la capital de España, pero que está vez ha sido contrastado con las acusaciones que ha realizado el número dos de la ex presidenta de los populares en la Comunidad de Madrid.

En su intervención ante las fuerzas de seguridad nacionales, González ha puesto de manifiesto que fue realmente ella la responsable de los pagos irregularidades con dinero público y también de la financiación ilegal de la campaña electoral en los comicios que se desarrollaron con 2007.

En los que el PP obtuvo una clara y cómoda mayoría absoluta que le permitió gobernar la región sin ningún problema.

Investigación dentro de la “Operación Lezo”

Estos delitos a los que alude el responsable del partido de Mariano Rajoy están enmarcados dentro de la operación lezo. Se trata de un proceso judicial en donde se investiga el enriquecimiento del anterior presidente de la Comunidad de Madrid. Y en donde las sospechas del juez que investiga el caso podría tener unos efectos demoledores contra buena parte de la cúpula del Partido Popular en esta parte de España.

Uno de los hechos más relevantes de este caso de corrupción está en la gestión irregular del Canal de Isabel II. Aunque el sumario está en su principio, es muy probable que sean imputados nuevos nombres de la política madrileña.

Ahora, y tras las acusaciones de Ignacio González, todo apunta a la que fue su jefa durante dos legislaturas: Esperanza Aguirre.

Las “ranas” de Esperanza Aguirre

Hasta hace pocos meses, la ex presidenta Aguirre aludió a que los casos de corrupción eran casos puntuales y que ella no tenía nada que ver con ellos.

Hasta el punto que llegó a declarar que “he nombrado a más de 500 altos cargos y dos me han salido rana”. O incluso que ella había sido la que había destapado la “Operación Gürtel”.

En cualquier caso, el giro que ha tomado el “caso Lezo” no pinta muy bien para los intereses de la lideresa de los madrileños.

Al punto que no sería extraño que el juez la mandase declarar a partir de las próximas semanas. Otros conocedores de la forma en que realizaba su gestión en Madrid inciden en que todas las decisiones en la calle Génova se tomaban con su oportuno consentimiento. Así lo indican las palabras contundentes de Ignacio González.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!