Ada Colau, la activista social y actual alcaldesa de Barcelona, vuelve a generar polémica. La convulsa situación vivida en Cataluña actualmente está haciendo estragos en la formación morada, a lo que hay que sumarle los rumores de un acercamiento del partido 'En Comú Podem' a ERC y la CUP para liderar los votos independentistas.

Sin embargo, no todo es color de rosa para la alcaldesa de Barcelona. Si hace apenas unas horas afirmaba con total rotundidad que Barcelona estaba totalmente preparada para acoger la 'Agencia del Medicamento' para más tarde enterarse de que la ciudad era expulsada en la primera criba, el camino se tuerce cada día más para Colau.

Ada Colau se desploma en apoyos de cara a las elecciones del 21D

El desplome total del partido de Colau llega de la mano de una encuesta de NC Report realizadas para el diario 'La Razón', donde "En Comú Podem" se desmorona completamente perdiendo hasta tres concejales. Eso sí, no todo es casualidad, pues los pésimos datos en intención de voto de cara a las próximas elecciones autonómicas llegan después de que Colau destituyera a ediles del PSC y llevara a cabo una organización para un nuevo gobierno local, algo que sin duda alguna sumado a la gran crisis independentista, no ha gustado para nada a sus simpatizantes.

Las extravagantes medidas de Colau para afrontar el independentismo

No obstante, las últimas políticas llevadas a cabo por la alcaldesa en Barcelona han generado enorme controversia dadas las circunstancias por las que atraviesa la ciudad.

Colau echa la vista a un lado en plena crisis separatista y en mitad de la fuga de empresas, la alcaldesa se ha dedicado a crear un "DNI de vecindad" que entrará en vigor el próximo mes con la finalidad de que los extranjeros irregulares no sean expulsados de la ciudad.

Sin embargo, los primeros reproches a esta medida no han tardado en llegar de la mano del Partido Popular.

La formación política ha criticado esta nueva medida de Colau por "hacer un DNI para extranjeros irregulares carente de validez jurídica que incluso vincula a la vecindad".

En definitiva, todo indica que el desplome en la intención de voto no solamente está afectando de lleno a la formación morada a nivel estatal de Pablo Iglesias, donde pierde varios escaños, sino también en Barcelona, dónde la alcaldesa ya planea hacer unas listas comunes con Esquerra Republicana y la CUP para salvar su liderazgo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!