Ante la crisis independentista en Cataluña, mucho se ha hablado en las últimas semanas sobre la posibilidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución española si se llegara a celebrar el referéndum el próximo 1 de octubre.

El gobierno español, ¿está dispuesto a aplicarlo?

El gobierno asegura tener un plan previsto para evitar que se lleve a cabo el #Referéndum de independencia en Cataluña. El propio exministro de Exteriores, García-Margallo, afirmó en el programa de la Sexta Al Rojo Vivo que “el gobierno tiene un arsenal de instrumentos”, entre ellos, cuenta con el artículo 155, “para impedir que el resultado que pretenden los separatistas se produzca el día 1 de octubre”.

Este mismo lunes, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha asegurado que a Mariano Rajoy no le gustaría aplicar dicho artículo, ya que significaría que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha llegado "demasiado lejos". No obstante, también ha dicho que si continúa en la "deriva suicida, tendrán la respuesta correspondiente que está en la ley".

También esta misma mañana, el portavoz del PSOE Óscar Puente ha señalado que, aunque no es “deseable”, el partido socialista tampoco descarta la posibilidad de que se tenga que aplicar dicho artículo, a pesar de haberse manifestado en contra de su aplicación el pasado julio.

¿Cuándo podría aplicarse el artículo 155?

Tal y como cita la Constitución española, el artículo 155, inspirado en la Ley Fundamental de Bonn de Alemania, está previsto como medio de control para situaciones extremas en las que una comunidad autónoma incumpliera la legalidad establecida en la Constitución, pudiendo restar competencias a la autonomía de dicha comunidad y siendo asumidas por el gobierno.

Podría llegar a aplicarse en aquellas situaciones en las que:

  • Una comunidad autónoma incumpliera las obligaciones impuestas.

  • Las actuaciones de una comunidad autónoma atentaran “gravemente al interés general de España”.

¿A través de qué mecanismo se aplicaría este artículo?

Si se diera alguna de estas dos situaciones, el Gobierno habría de parlamentar con el Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, podrá adoptar “las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general”.

Para ello, el gobierno habría de contar con la aprobación por mayoría absoluta del Senado.

De darse el caso, sería la primera vez que se aplicara dicho mecanismo, puesto que, hasta la fecha, el Senado y el Gobierno no han hecho uso de estas facultades.

¿Qué opina el pueblo español sobre la posible aplicación del #artículo155?

Más de la mitad de la población catalana, el 55%, piensa que debería celebrarse el referéndum pese a ilegalidad que supondría que se llevara a cabo.

Respecto al conjunto español, de acuerdo con la encuesta de Sigma Dos elaborada para el periódico EL MUNDO, más del 48% de los ciudadanos se muestra a favor de invocar este artículo, mientras que otro 18,8% de los encuestados no se pronuncia y un 33% considera que no se debería suspender la autonomía. El sondeo también revela que un 60,3% de los españoles es contrario a que se celebre este referéndum, frente al 29,1% que sí se muestra a favor de que los catalanes se pronuncien el #1-O.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!