Esta mañana en rueda de prensa, el ex lehendakari socialista, ha anunciado que se presentará en las próximas primarias del PSOE como candidato a la presidencia de la Secretaría General de su partido. Entre sus declaraciones manifiesta su firme propósito de liderar un socialismo unido que consiga el apoyo de la mayor parte de la ciudadanía española, con un claro modelo de izquierda que recupere el liderazgo y derrote a la derecha. Ha hecho una dura autocrítica de un PSOE que no ha sabido asimilarse a las necesidades de nuevas minorías excluidas, originadas en la circunstancia de actuales problemáticas, para las que el socialismo no ha adaptado sus respuestas.

ABC publica una frase que, a nuestro entender, retrata a este candidato: "Hay que abrir un nuevo tiempo que unifique al partido y demos una herramienta para representar a millones de ciudadanos que se sienten huérfanos. Defendemos a los más vulnerables y ofrecemos la construcción de una sociedad más justa". Esta es una nueva perspectiva desde la que un partido que se ha encarnizado en las agrias luchas internas, personificadas por individualismos sordos, podría integrar a esos colectivos olvidados, dentro de su masa militante.

Patxi López ha lanzado hoy un inesperado: "Fue un error abstenerse para darle el Gobierno a Rajoy". Pero revalida la decisión de obedecer disciplinadamente, la decisión tomada en el congreso, lo que según su opinión hace del PSOE un partido.

López aclara que, antes de anunciar su candidatura y, durante el día de ayer, se comunicó con Pedro Sánchez y con "todos los líderes territoriales", para hacerles partícipes de su decisión.

Aclaró que no hará públicas esas conversaciones y que su decisión de presentarse a la candidatura no lleva la intención de excluir a ningún compañero pero que, en su opinión, la militancia debe conocer lo más tempranamente posible las propuestas de cada uno de los aspirantes a la Presidencia del Secretariado General.

Desde esta mañana, lo hecho lo diferencia claramente de Pedro Sánchez y Susana Díaz, que medrosamente esperan quién sabe qué apoyos multitudinarios e incondicionales, para dar el debido paso al frente. Las repercusiones dentro del PSOE muestran a los barones críticos con la Gestora, manifestándose en favor de Patxi López, a quien consideran el más apto candidato para oponerse a la andaluza Susana Díaz.

Los "sanchitas" se han volcado en masa, al apoyo del ex Lehendakari. Por su parte, los "susanistas" consideran a López un oponente con menos condiciones que Pedro Sánchez.

En su publicación de la fecha "El Independiente", dio a conocer la lista de apoyos internos con la que cuenta P. López, textualmente es la siguiente: "Los secretarios generales del País Vasco, Idoia Mendia; Baleares, Francina Armengol; Madrid, Sara Hernández; La Rioja, César Luena; Castilla y León, Luis Tudanca, y Navarra, María Chivite". Agrega que la posición de ex Lehendakari desde su escaño, le da ventaja frente a Susana Díaz, ya que desde allí podrá confrontar con Mariano Rajoy.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!