Desde que Daniel Estulin y Alex Jones dieran a conocer las reuniones de este infame "club", cada añocapta más la atención de los ciudadanos e incluso de los medios de comunicación.


Un "club" en el que se reúnen los más importantes, o relevantes políticos del momento, con los grandes magnates de las finanzas internacionales, para supuestamente debatir y en el que los integrantes aseguran que no se ordena, ni se planea, ni hay registros de lo que sucede, incluso parece generar amnesia a sus miembros una vez abandonan dichas reuniones. 


Pero para muchos otros, en este "Club" se toman las decisiones que decidirán el devenir de los acontecimientos económicos, militares, políticos y sociales de todo el mundo cada año.


En estos momentos, del día 11 al dia 14 de Junio, en la ciudad austriaca de Telfs, se está celebrando la reunión anual del susodicho "club". Los supuestos temas que anunciaron los integrantes del "club" para debatir, serían las próximas Elecciones presidenciales en EE.UU., la estrategia europea hacia Irán y Rusia, el desarrollo de la OTAN, la amenaza de las armas químicas, el desarrollo de la inteligencia artificial, los riesgos del ciberespacio y las próximas elecciones generales de España.


Pero la noticia verdaderamente importante, es que como cada año, a los medios de comunicación se les ha olvidado hacer la primera pregunta que deberían hacerse todos aquellos que conozcan la naturaleza del Club Bilderberg.


¿Es moral, ético y profesional, que altos cargos de la política internacional se reúnan con los dueños de las mayores multinacionales del mundo a puerta cerrada, sin registro ni ofrecer información de ningún tipo a los ciudadanos que posteriormente dicen o pretenden representar?


Porque, a estas alturas, y especialmente en España, después de todo lo sucedido con los casos de corrupción, el que piense que la política es una profesión vocacional desarrollada por personas honestas, es que no sabe muy bien en que mundo vive.


Y el hecho de que el director general de un partido político, como lo es el señor Pedro Sánchez se reúna con la directora del Banco Santander, entre otros grandes empresarios, obviamente tiene mucha más importancia de la que se le está dando.


Pero lo realmente sorprendente, es que lo hagan delante de todos, y la sociedad no exija a los líderes políticos y representantes públicos de los distintos países, que rindan cuentas ante quienes realmente deberían representar.


Así que como cada año, el Club Bilderberg está reunido. Y en él la democracia, vulnerada una vez más, por los mismos que tanto la presumen en sus mítines y entrevistas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más