El candidato del PSC, Salvador Illa, para algunos hace algún tiempo era alguien totalmente desconocido; sin embargo, podría hipotéticamente llegar a presidir la Generalitat, si las condiciones lo permiten. Y es que su aterrizaje en Cataluña ha sido muy criticado por partidos como Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), entre otros factores del espectro político catalán. Illa ha jugado fuerte con el acuerdo de Miquel Iceta para que terminara renunciando a su candidatura, asumiendo el ministerio de Política Territorial.

El político catalán es originario de Roca del Vallés, un municipio que se encuentra cercano a la ciudad de Barcelona, y es importante acotar que Salvador Illa fue alcalde de Roca del Vallés durante diez años, exactamente en el periodo de 1995 a 2005.

Por ser de esa tierra puede preverse que el candidato del PSC para los próximos comicios electorales del 14 de febrero, tiene cierto conocimiento sobre el problema que se suscita desde hace muchos años en la comunidad catalana.

Illa ha debido desarrollar funciones sumamente interesantes para el presidente del Gobierno de España y líder del PSOE, Pedro Sánchez, y es que durante el año 2020, él junto a José Luis Ábalos y Adriana Lastra debieron en ese momento negociar con Esquerra Republicana de Catalunya para que se produjera la abstención de esa formación política catalana, condición que terminaría permitiendo que Sánchez pudiera renovarse en el Gobierno de España.

Más negociaciones del candidato Illa

Illa, además de haber obrado para que Pedro Sánchez continuara en la Moncloa, también ha dirigido otras negociaciones muy importantes.

Una de ellas fue con Junts per Catalunya, para que el PSC pudiera gobernar en la Diputación de Barcelona. Asimismo, el ahora candidato del Partido Socialista de Cataluña participó en la negociación que se llevó a cabo para formar un Gobierno en el Ayuntamiento de Barcelona, en ese momento el acuerdo se produjo entre el PSC y Barcelona en Comú.

“El efecto Illa,” ha sido el factor nuevo en Cataluña que sitúa al candidato del PSC como el adversario a batir en la contienda electoral del próximo 14 de febrero.

Para los partidos de derecha como el PP y VOX, Illa es el enviado de Sánchez para conceder todas las concesiones que se imaginen a los independentistas y para Esquerra Republicana de Catalunya, por ejemplo, Salvador Illa es el principal cómplice de la derecha catalana, alguien que para ellos no puede gobernar la región catalana.

Uno de los principales adversarios de Salvador Illa, es el líder de Podemos quien actuando certeramente pero muy veladamente, ha referido que personas como el candidato del PSC, no podrán hacer políticas de izquierda y mucho menos con sentido social, porque su candidatura ha sido fuertemente apoyada por los medios de comunicación más importantes.

De esa forma, el jefe de la formación morada intenta alejar a Sánchez y los suyos de la concepción de izquierda verdadera.

En la Moncloa lucen más expectantes que nunca

Illa, por su parte, opta por plantear la vía de los acuerdos, Sánchez lo observa con mucha mesura porque sabe que en ese hombre descansa su agenda en Cataluña, que no es un tema fácil y mucho menos en tiempos como el actual.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!