Blasting Talks es una serie de entrevistas con líderes empresariales, políticos y culturales. Entrevistamos a Sally Lehrman, una periodista galardonada, profesora visitante de ciencia y justicia en UC Santa Cruz (California) y directora ejecutiva y fundadora del Trust Project, un consorcio con empresas de noticias líderes de diferentes países, que tiene como objetivo implementar estándares de transparencia para ayudar a evaluar la calidad y credibilidad del periodismo. Lehrman nos habla sobre la pandemia de COVID-19 y cómo está remodelando el periodismo, la misión del Trust Project y el futuro del consorcio.

Blasting News: Distancia social, bloqueos intermitentes y teletrabajo. Esta es la “nueva normalidad”. Trabajaremos desde casa y cada vez más de forma remota, impactando tanto la forma en que interactuamos como la forma en que producimos y consumimos información.

¿Ves oportunidades o riesgos para los periodistas y toda la industria? ¿Puedes enumerar dos oportunidades y dos riesgos?

Sally Lehrman: Para los periodistas es importante hablar con la gente y conocer sus puntos de vista. Es difícil hacer esto online y es un desafío para los que actualmente no cuentan con redes sólidas y diversas. Para recibir noticias, deben hablar con diferentes comunidades de diferentes orígenes. Desde el punto de vista del lector, creo que es más difícil para las personas salir de sus propias burbujas, aunque existe un término epidemiológico para eso, que es evitar el COVID-19 permaneciendo en nuestras burbujas familiares.

Esperamos que la gente no se quede en sus burbujas de información también. Creo que es un riesgo.

Las empresas de noticias deben hacer todo lo posible para promover sus marcas, las noticias que producen y por qué son diferentes de otros tipos de información. Además, las operaciones de engagement que tienen muchas redacciones, son realmente críticas ahora y para las redacciones que no las tienen es una buena idea pensar y prestar atención a los sitios que están haciendo un gran trabajo de engagement.

En los Estados Unidos, KPCC (Southern California Public Radio) y Sacramento Bee tienen sólidos programas de engagement.

Esta pandemia afecta directamente a la industria de los medios, con cientos de despidos. ¿Crees que esto podría convertirse en un problema para la calidad de la información, especialmente a nivel local?

Hemos tenido varias oleadas de recortes de empleos en el periodismo y vemos grandes desafíos que surgen de eso, ya que los periodistas intentan cubrir las noticias con un equipo más pequeño.

Es mucho más difícil asegurarse de contar con estándares de calidad y creo que los sitios de noticias han aprendido que el proceso de edición es fundamental, así que no puedes simplemente descartar el periodismo.

Es más difícil, pero todas las redacciones que forman parte del Trust Project están increíblemente comprometidas con hacer que las noticias sean correctas, por lo que tienen estándares y prácticas que ayudan a garantizarlo. Por ejemplo, tener buenas y sólidas políticas éticas, evitando conflictos de intereses, tener políticas sólidas sobre cómo hacer correcciones cuando cometen un error, políticas sólidas sobre no utilizar fuentes no identificadas, excepto cuando sean esenciales.

¿La pandemia afectó o modificó la misión del Trust Project?

La pandemia de Coronavirus acaba de resaltar lo importante que es nuestra misión, porque en una pandemia encontramos un aumento de la desinformación y los rumores, aunque no necesariamente desinformación intencional, porque la gente está luchando por saber qué hacer, cuáles son las reglas para tratar de protegernos y qué le está pasando a la economía.

Por eso el Trust Project es muy importante. Vemos lo importante que es lo que hacemos, ayudar al público a comprender y ser consciente de la diferencia entre el periodismo que se hace para servir al público y las empresas que están más orientadas a promover una causa específica, o un punto de vista específico, o tal vez solo vender cosas, que no es malo, pero es diferente del periodismo real. Y necesitamos que la gente sepa la diferencia, porque en el periodismo se trata de ayudar a las personas a comprender lo que está sucediendo en su mundo, para que puedan tomar sus propias decisiones y no ser empujadas en una dirección u otra.

Somos el único tipo de fuente de información construida en torno al interés público.

¿Podrías contarnos sobre los logros del proyecto durante los últimos 3 años y cómo el consorcio ha contribuido al ecosistema del periodismo?

Acabamos de hacer algunas entrevistas con redacciones sobre cómo el Trust Project afectó su trabajo. Por lo tanto, sabemos que los Indicadores de Confianza tienen un impacto en cómo las personas entienden las noticias y si confían o no.

Cuando comenzamos, se realizó un estudio por el Center for Media Engagement, de la Universidad de Texas. Fue una prueba A/B, pero fue aleatoria, de modo que la mitad de las personas que vieron una de las cuatro noticias la vieron con los Indicadores de Confianza y la otra mitad sin. El Center for Media Engagement, descubrió que estos indicadores tomados en conjunto, aumentaban la confianza en nuevos sitios y periodistas y había una diferencia estadísticamente significativa.

Hablando del presente, los sitios web nos dicen que las prácticas de redacción internas han cambiado: son más conscientes internamente y hablan más a menudo sobre cómo asegurarse de que sus noticias sean confiables. Así, la gente externamente es más consciente e internamente, los Indicadores de Confianza ofrecen una oportunidad para el diálogo, porque la ética no es solo un conjunto de principios que uno pone en la pared. Es un diálogo continuo.

Cualquier crisis es una oportunidad de transformación. ¿Qué estás haciendo para remodelar su propio negocio y mejorarlo, para superar este momento sin precedentes? ¿Ves oportunidades?

No diría que nos hemos remodelado, pero la pandemia ha acelerado algunas áreas en las que ya estamos trabajando. Voy a nombrar tres.

Uno es el enorme aumento del tráfico en los sitios de noticias, mientras que al mismo tiempo vemos una caída en la publicidad, ya que los anunciantes están preocupados por ser colocados accidentalmente junto a información incorrecta o incluso colocados en un sitio de noticias junto con información que podría molestar a las personas. Por lo tanto, hemos acelerado nuestros planes para trabajar con los anunciantes para hacerles saber que los sitios de Trust Project son sitios de confianza en los que pueden anunciarse. Llevamos mucho tiempo trabajando con plataformas tecnológicas como Google, Facebook y Bing. Continuamos este trabajo y seguimos avanzando allí.

Y el segundo y el tercero...

La otra es que vemos o escuchamos de nuestros socios de noticias que hay muchos desafíos en torno a la producción periodística ahora y una de las cosas que escuchamos es la dificultad de informar en las calles.

Los periodistas están siendo atacados físicamente y en las redes sociales, por informar con precisión sobre COVID-19. Tuvimos algunas conversaciones con nuestras empresas asociadas de noticias sobre seguridad, conectándonos con el Comité para la Protección de Periodistas y compartiendo sus recomendaciones. También moderamos conversaciones con expertos para hablar sobre ética en América Latina en la cobertura de COVID-19.

El tercero, se trata de concienciar al público sobre el significado de estos indicadores de confianza: explicaciones sobre la ética, quiénes son los periodistas, clasificar las noticias (si es información, opinión, análisis, ese tipo de cosas). Realizamos una campaña pública en las redes sociales que destacó las preguntas que podría tener sobre una historia, quién es el periodista o la organización detrás de ella y cómo los Indicadores de Confianza pueden ayudarlo a responder estas preguntas.

Esperamos que el público sea más consciente de estos estándares básicos que pueden convertirse y ya son, un estándar aceptado en relación con lo que define al periodismo que es responsable y tiene integridad detrás.

¿Cuáles son los próximos pasos del Trust Project? ¿Estás trabajando en un tema o proyecto en particular que quieras compartir con nosotros?

Seguimos avanzando en lo que ya hemos hecho: estamos incorporando más sitios nuevos al Trust Project, tenemos muchas solicitudes de información, tenemos dos nuevos grupos de trabajo que comienzan a implementar los indicadores de confianza en sus sitios de noticias. Continuaremos publicando y construyendo nuevas herramientas para facilitar la participación de los sitios de noticias. También estamos fortaleciendo nuestros sistemas en torno al compliance y la aplicación, porque nos estamos preparando para ganar escala.

Tenemos más de 200 sitios y esta es una base muy sólida para ganar escala. También nos gustaría expandirnos geográficamente y facilitar que los socios externos conozcan los sitios que forman parte del Trust Project.

¿Crees que el periodismo y el Trust Project son importantes durante crisis como el COVID-19 y las protestas contra el racismo que estamos viendo hoy en Estados Unidos?

Una persona me dijo no hace mucho que el Trust Project estaba realmente listo para este año, como todas las cosas que hemos estado haciendo durante los últimos cuatro años, crear conciencia sobre las necesidades del público y combinarlas con los valores periodísticos. Esto nos pone en una muy buena posición para tratar de responder hoy.

Por ejemplo, en las protestas de Black Lives Matter, el buen periodismo ofrece al público estadounidense la oportunidad de escuchar a los afroamericanos que dicen: "estamos sufriendo y queremos que escuches nuestro dolor", y otros que dicen: "queremos apoyarte y queremos cambiar el sistema para hacerlo más efectivo".

Podemos ensalzar las razones y los principios detrás del periodismo, que ayudan a la gente a entender por qué el periodismo es tan importante en un momento como este. También podemos ayudar a resaltar la diferencia entre el periodismo y la desinformación que ahora se promueve en torno a estas protestas.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!