Don Juan Carlos pone a la Zarzuela en jaque, por la donación de 65 millones de euros recibidos por parte de Arabia Saudí como producto de su mediación en las negociaciones para la construcción del AVE a la Meca. Esto ha dado motivo para que los medios de comunicación vinculen al rey Felipe VI, con este escándalo financiero propiciado por su padre.

El Rey, en un acto por salvar la institucionalidad de la Zarzuela, ha tomado la decisión de renunciar a la herencia y desvincularse de todos estos acontecimientos que está enfrentando su progenitor.

Las redes sociales colocan en la palestra a Juan Carlos I

La influencia que ejercen las redes sociales es muy poderosa. Hace pocos días pudo observarse en vivo, la iniciativa de aplaudir desde cualquier ámbito, el trabajo que están desempeñando los trabajadores de la salud en contra de Covid-19. Posterior a esto, las mismas redes sociales se han dirigido al ex rey Juan Carlos I, en una solicitud que tiene que ver directamente, con la donación millonaria que no ha pasado desapercibida.

Esta solicitud que está circulando por las redes sociales, aparece de la siguiente manera: "Los ciudadanos, a través de las redes sociales, piden a la Casa Real que obligue a Juan Carlos de Borbón a donar a la sanidad pública los millones de euros recibidos de Arabia Saudí.

Este dinero contribuiría a paliar la falta de material clínico y equipos sanitarios y ayudaría a frenar el coronavirus cuanto antes. Reenvíalo".

Aunque el emérito decida entregar este dinero con ese fin, hay que ver si esto puede ser posible, ya que los tribunales en Suiza actualmente lo están investigando por la transferencia de una fuerte suma de dinero hecha por la Fundación Lucum, a su ex amiga Corinna zu Sayn-Wittgenstein, quien ha declarado que se trata de una “donación” que don Juan Carlos le hizo a su persona.

Fuertes reacciones en contra de Juan Carlos I

Todos estos acontecimientos generados por las malas actuaciones de don Juan Carlos han tenido fuertes reacciones en el Parlamento, como es el caso del senador de Compromís Carles Mulet, el cual ha catalogado al ex rey de “corrupto”, después de que su hijo Felipe VI declarara oficialmente que ha renunciado a la herencia de su padre.

Diferentes frentes políticos han decidido unirse al Gobierno español para investigar a Juan Carlos e iniciar los procesos correspondientes, una vez que se haya superado la pandemia por Covid-19. El diputado del PSOE Odón Elorza, define estos asuntos de Juan Carlos, como “un escándalo monumental”, también se ha pronunciado, para solicitar que los miembros de la monarquía hagan declaración pública de sus bienes, de la misma forma como lo hacen los que ejercen cargos públicos en el Gobierno.

Las actuaciones de Juan Carlos desatan reacciones inesperadas

Frente a todos estos acontecimientos generados por el mismísimo Juan Carlos, también se ha pronunciado el abogado de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, quien expone en un comunicado, que desde el 2018 están tratando de denunciar ante la Embajada de España en Londres y la Casa Real, la campaña de desprestigio que ha sufrido por ocho años su clienta.

El rey Felipe IV, en un intento por limpiar la Corona de este mal testimonio de don Juan Carlos, ha tomado la decisión de abandonar la herencia de su padre. Sin embargo, según el código civil esto no es posible, por lo cual esta declaración oficial, se trata de una “declaración de intención”, con la cual ha hecho un compromiso público ante todo el pueblo de España.

Esta firme actuación del Rey ha sido bien recibida por el Gobierno y sus mandatarios, quienes le han expresado su apoyo. No obstante, para don Juan Carlos, la suerte no ha sido la misma y las investigaciones seguirán el curso de los dictámenes de la ley, tanto en España como en Suiza.

Sigue la página Casa Real
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!