Hace ya como dos meses que empezaron las manifestaciones por toda Francia de los Chalecos Amarillos, que encarnan una protesta contra el poder establecido francés, aunque sea un movimiento sin líder y formado sobre todo por simpatizantes y militantes de Manifestación Nacional (nombre actual del ultraderechista Frente Nacional de Marine Le Pen) y la izquierda radical Francia Insumisa de Jean-Luc Mélenchon.

Se han llenado miles de páginas en periódicos de todo el mundo con las protestas e incluso con los graves incidentes que dieron la vuelta al mundo, con los manifestantes exigiendo, sin cejar en ello, la inmediata dimisión del Presidente Emmanuel Macron, pero hay alguien que por todo esto ha decidido no hablar ni apenas asomar la cabeza, por que se siente blanco de las iras de la gente, sin ser el propio Macron.

Y es su esposa, Brigitte Trogneux. Como todos saben, ella tiene 25 años más que su marido, que fue ex alumno suyo, y como en las películas románticas, se enamoraron y ella decidió dejar a su anterior marido para empezar una nueva vida con él.

La comparan con María Antonieta

Pero lo más insólito es que ella misma se ha convertido en un blanco obsesivo de los Chalecos Amarillos o de cierta gente en Internet, con informaciones falsas sobre su tren de vida, o su edad, que ha llegado incluso a las amenazas personales contra ella.

Incluso un número alto de manifestantes la han comparado con María Antonieta, la Mujer del Rey Luis XVII cuando la Revolución Francesa, que era vista como una mujer libertina, bisexual y con multitud de amantes, además de autoritaria y antipática, aunque según ellos, ella sería una María Antonieta “distante y fútil”.

Preocupada por esa extraña tirria hacía ella, y sintiéndose acosada como en una película de terror, Brigitte ha tenido que renunciar a las compras que hacía los sábados o salir ese día con las amigas.

Tampoco pueden ir a la residencia familiar en Le Tourquet, que ha sufrido ataques de los Chalecos, ni mucho menos a La Lanterne, en Versalles, donde una residencia presidencial oficial, el Camp David francés. Incluso un pastelero de Amiens, pariente suyo, ha sido atacado e insultado con palabras de muy mal gusto.

La Primera Dama más influyente desde Bernadette Chirac

Pero también se la ataca por ser la Primera Dama más influyente en las decisiones de su marido después de Bernadette Chirac, la mujer del ex Presidente Jacques Chirac. Incluso cuando la Ministra Marlène Schiappa sacó una Ley de Protección del Menor que bajaba la edad de consentimiento sexual para que un adulto tuviera relaciones con chicas muy jóvenes (o una adulta con chicos), se la acusó de estar detrás de dicha Ley, por aquello de haber dejado a su marido por el más joven Emmanuel Macron, que recordemos que fue él quien la sedujo.

Como si la consideraran culpable de algo que muchas mujeres desean, además de la mayoría de hombres: enamorarse de alguien más joven, algo que parecía reservado a los hombres.

A Brigitte le han ido a visitar dos ex Primeras Damas, de las más recientes, Carla Bruni (esposa del ex Presidente Nicolas Sarkozy) y Valérie Trierweiler, pareja del ex Presidente François Hollande, a quien abandonó tras enterarse de la aventura de él con la actriz Julie Gayet.

Le han querido tranquilizar y comentaron algo que vieron allí, según cuenta Le Parisien: en una mesa había un DVD de la serie americana House of Cards, aquella sobre un Presidente ficticio de EEUU, malvado y calculador, que al final, por cambios de guión y coincidiendo con la caída en desgracia de su protagonista, Kevin Spacey, su esposa en la ficción se convierte en Presidenta del país.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más