En la Italia del Fútbol no hay novedades. La Juventus sigue dominando y a ritmos demoledores, así como lo ha hecho en las últimas siete temporadas. Invicto en 21 partidos, con 19 victorias y sólo dos empates, el club de Turín tiene además el segundo mejor ataque (43 goles anotados) y la defensa más solvente (13 tantos recibidos). Todo esto se traduce en 11 puntos de ventaja sobre el Napoli.

Al analizar los números, no hay debate alguno. Sin embargo, en las formas de juego sí hay elementos que generan algunas dudas por parte del equipo que dirige Massimiliano Allegri.

Anuncios

En el partido más reciente de Serie A fue notablemente superado en intensidad y rendimiento por parte de la Lazio; no obstante logró la victoria en el Olímpico de Roma 1-2 con apenas un disparo en el arco más un penalti transformado.

Cuestión de estilos

Tener en la plantilla a cracks de la talla de Pjanic, Douglas Costa, Paulo Dybala y sobre todo Cristiano Ronaldo, no es garantía que ese equipo jugará al “tiki-taka. Todo depende de la impronta por parte del entrenador. Esta “Vecchia Signora” se basa más en su fortaleza defensiva, inteligencia en la lectura de partidos y la capacidad resolutiva de sus individualidades que tener un fútbol dinámico, atractivo e intenso para sobreponerse a los rivales.

Más que respetable, ojo. No en vano la Juve ha ganado los 7 últimos “Scudetti”, donde los últimos cuatro han sido con doblete al levantar la Coppa Italia con Allegri en el banquillo. El nivel de la Serie A no vive su mejor momento, con varios equipos animadores pero ninguno con la capacidad y profundidad de derrocar el reinado blanquinegro.

La gran obsesión

No es secreto que la Juventus tiene entre ceja y ceja ser campeón de la Champions League, trofeo que le es esquivo desde 1996. Con su actual DT, alcanzó las finales de 2015 y 2017, lo que da a entender que con su filosofía es capaz de también llevar a los “Bianconeri” a las cita más importantes del viejo continente.

Anuncios

Para esta temporada, la apuesta al salto de calidad ha sido más importante que nunca. Fichar a uno de los atacantes más importantes de la historia y especialista en anotar goles en la Liga de Campeones, Cristiano Ronaldo, demuestra que la ambición juventina apunta hacia Europa.

Ajustes necesarios

El club más ganador del “Calcio” no se puede esconder. Tiene uno de los equipos más completos línea por línea de Europa y además ese Top Player que te hace ganar partidos. No hay excusas para sentirse inferior a Barcelona, Liverpool y Manchester City.

Por los aspectos previamente analizados, el problema radica en la intensidad y forma de juego. En parte por el ritmo bajo de la Serie A y también por la propia filosofía de fútbol que tiene la Juve, esos elementos podrían comprometer su competitividad en caso de verse las caras con equipos acostumbrados a niveles de velocidad y exigencia más alto.

En octavos de final espera el Atlético de Madrid, rival que juega a la italiana con el “Cholo” Simeone a la cabeza. Será interesante ver a la “Signora” chocar a altos niveles con un rival que en vez de agredir, le cederá la iniciativa.

Anuncios

Un arma de doble filo, pues chocarán dos estilos muy similares.

Parece ilógico buscar un defecto en un equipo que está dominando su torneo local y que en la fase de grupos de Champions quedó primero de grupo. No obstante, la cancha dice que esta Juventus no brilla y que no tiene la intensidad para imaginarla por encima de sus principales rivales europeos. A pesar de una nueva victoria, la presentación ante la Lazio debe generar una profunda reflexión en la casa “Bianconera” de cara a lo que viene.