Desde el verano pasado se ha estado hablando en los medios de comunicación de la posible llegada del jugador belga Eden Hazard, quien realizó su mejor mundial y fue el líder que llevó a su selección hasta la ronda semifinales del Mundial de Rusia. En numerosas entrevistas, el centrocampista del Chelsea ha mostrado su interés por entrar en el vestuario del equipo merengue. No se ha mordido la lengua al elogiar al club blanco y al confesar que su sueño es vestir la camiseta madridista.

Es un futbolista notable y tiene en estos momentos un papel importante en su actual equipo, ya que en los 18 partidos que lleva jugando esta temporada, ha marcado ocho goles y ha dado ocho asistencias a sus compañeros.

Anuncios

El entrenador del equipo londinense sabe que es una pieza clave en su equipo y no querrá deshacerse de él fácilmente. Para que el jugador salga de Inglaterra, el Real Madrid tendría que pagar alrededor de 170 millones, cifra que el club no está dispuesto a pagar. Sin embargo, el Real Madrid tiene la ilusión de que la contratación de Kovacic por parte del club londinense haga que el precio de Hazard disminuya, pudiendo así hacerse con este jugador.

El mercado de fichajes de invierno ya está aquí

Quedan muy pocas semanas para que acabe el año y los equipos europeos saben que tienen una oportunidad para mejorar sus plantillas, adquiriendo jugadores y facilitando la salida a otros.

Como en todas las campañas, algunos jugadores quedan libres para irse del equipo y en otros casos es una buena forma de sacar partido a jugadores que acaban contrato a final de temporada. En el caso de Eden Hazard, aún le queda un año de contrato con su actual equipo. No obstante, este ha intentado que renueve contrato para así seguir contando con sus servicios.

Los últimos resultados del Real Madrid no son muy alentadores, y puede que haya una oportunidad de que llegue a un acuerdo con el Chelsea.

Anuncios

La abultada derrota del miércoles 19 ante el CSKA de Moscú ha preocupado mucho al aficionado y a la zona noble del club. La imagen dada durante el partido no ha sido buena y la actitud mostrada durante esta temporada deja mucho que desear. No ayudaron los cambios que hizo Solari contra el CSKA, porque el malestar se había asentado entre jugadores y la grada. Las entradas de Bale y de Carvajal en el segundo tiempo no sirvieron de revulsivo en el ataque blanco.

El Real Madrid, con un ojo puesto en el mercado de invierno

La figura de ciertos jugadores está pendiente de un hilo, puesto que sus actuaciones dentro del campo no reflejan su potencial.

Las figuras de Isco y Asensio, a priori futuros estandartes del madridismo, quedan en entredicho, ya que no muestran un espíritu luchador ni tiran del equipo en los momentos más difíciles. También habría que hablar de Bale, que se esperaba que supliera a Cristiano Ronaldo, pero que no se ha hecho con el mando y tampoco ha tenido suerte de cara al gol.

Por lo visto, en esta casi primera mitad de temporada, el Real Madrid tiene muchas cosas que cambiar, ya que el equipo está cada vez más cansado. Varias lesiones sufridas por algunos jugadores, como la que le sucedió a Bale el miércoles en el partido de Champions, dan pie a sospechar que el físico de los jugadores está lejos de ser el óptimo para un equipo como el Real Madrid.

Anuncios