Aunque la presidente de Gobierno alemán, Ángela Merkel, no se presentaba a las elecciones en Baviera de este domingo, los resultados pueden incidir en que el ejecutivo que ha formado junto a los social demócratas presente la dimisión y convoquen nuevas elecciones. Esto se debe a que sus aliados en Baviera, la CSU, ha obtenido los peores resultados de toda su historia, con casi el 37% de los votos, después de gozar de cómodas mayorías absolutas desde el término de la Segunda Guerra Mundial. Con porcentaje que han variado, desde el 45% al 65% que han obtenido en este lander al sur de Alemania.

Pero las cosas se complican, cuando sus socios de gobierno, el antes poderoso SPD ni tan siquiera ha conseguido el 10% de los votos.

Entre los dos partidos se han dejado más del 30% de las preferencias populares y ya tan solo representan el 47%, es decir menos de la mitad de votos y escaños en el parlamento bávaro. En donde los principales beneficiarios de esta fuga de votos han sido los extremistas de derecha y los verdes que han visto como han sido aceptadas sus propuestas políticas y sociales.

La extrema derecha en Baviera supera a los socialdemócratas

Otro de los datos más relevantes de la jornada electoral es que AFD, el partido de extrema derecha que prioriza la salida de inmigrantes del país, ha obtenido el 11% de los votos. Por delante de la izquierda tradicional germana que apenas ha sobrepasado el 9%. Este sorprendente sorpasso se produce por primera vez en la reciente historia de la República Federal de Alemania y las sensaciones en el Bundestag es que esta tendencia se intensificará en las próximas citas electorales.

Por otra parte, otros de los ganadores de estas elecciones regionales son los verdes que se han situado en el segundo lugar con el 17% de los votos. Recogiendo el voto más centrista de la CSU ante su postura de los temas referentes a la naturaleza en una región en donde este aspecto es de gran importancia para buena parte de los votantes germanos.

Dentro de dos semanas habrá elecciones en el estado de Hesse

Después de estos resultados en Baviera, la posición de debilidad de Ángela Merkel y su gobierno [VIDEO] es total, al ir de fracaso en fracaso en todas las elecciones que se están celebrando. Aunque la puntilla puede venir en las elecciones en Hesse que se celebrarán dentro de dos semanas y en donde los sondeos apuntan a unos resultados similares, o incluso peores, que los generados en la próspera Baviera.