Cuando los New York Knicks en 1999 perdieron frente a los de San Antonio Spurs, el equipo se vino abajo y no volvió a ser el mismo. Ya son casi dos décadas donde solo han alcanzado superar una ronda de 'playoffs'. Aunque muchos grandes entrenadores trataron de hacer resurgir al equipo, lo cierto es que ni siquiera Phil Jackson pudo ser capaz de acabar con la mala racha y al final acabó siendo despedido.

Los New York Knicks resurgirán como el ave Fénix

Cuando la esperanza ya estaba perdida, al final de camino aparece una luz, una nueva estrategia con la que se proponen resurgir de las cenizas como si se tratara del ave Fénix.

Los de Nueva York han diseñado un equipo de jugadores jóvenes para el verano de 2019, y tiene fe en que este sí será el camino.

Steve Mills, presidente de la franquicia, declaró a ESPN que estos tiempos son distintos y la forma en que ahora se percibe al equipo los coloca en una buena posición para atraer agentes.

Lo que sí parece una realidad es que los más antiguos y con más experiencia se acercan a su final como jugadores del equipo. Por ejemplo, Joakim Noah se irá antes del 'training camp', Courtney Lee solicitó el traspaso y Enes Kanter finalizará su contrato. En cuanto a presupuesto, solo con estas tres salidas el equipo se estaría ahorrando más de 80 millones de dólares.

David Fizdale, es un entrenador que durante su primer año con los Memphis Grizzlies tuvo un buen desempeño.

Ahora está decidido a ganar ya que ha probado el sabor de la victoria y con su energía positiva ha enviado un mensaje claro, quiere obtener el campeonato.

Los Knicks buscarán más opciones

La primera estrategia será ayudar a los nuevos jugadores jóvenes a desarrollar experiencia, además también está la cacería de jugadores valiosos en verano cuando ocurra la agencia libre.

Kirie Irving es uno muy buscado y con él J.R. Smith. A estos ya se le puede imaginar con los Knicks.

También se escuchan nombres como Jimmy Butler, Kevin Durant y Karl-Anthony Towns. Estos jugadores prontos estarán libres y Nueva York es un buen objetivo para formar una franquicia histórica de la NBA tan popular como lo fue en sus tiempos Chicago Bulls.

Ahora solo queda esperar, ver los movimientos de los jugadores y los montos de los contratos. Después de estar entre los últimos por tantos años, ya es hora de ganar. Parece que este sí va a ser un buen campeonato para los New York Knicks. Siempre llega ese momento en que los equipos se cansan de perder y tienen que buscar nuevas alternativas.

Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!