Si hay una política que ha sido sinónimo de poder en Andalucía, esa es sin lugar a dudas, Susana Díaz. Y es que la presidenta de la Junta de Andalucía ha conseguido unos logros electorales de tal calibre, que hasta se atrevió a disputarle la secretaría general a Pedro Sánchez.

Susana Díaz es y siempre fue la favorita de los Varones del PSOE y de Felipe González, ex-presidente de Gobierno, para encargarse de la dirección del partido. Al final, a través de un sistema en donde se primaba los votos de los votantes, Susana Díaz fue totalmente arrasada por Pedro Sanchez.

Susana Díaz, la dueña de Andalucía

A pesar de que mantuvo un discurso en donde siempre hacía alusión a las veces que había ganado en Andalucía, los votantes del PSOE decidieron que dicha mujer no era la mejor candidata para intentar expulsar al PP del gobierno central y así poder acceder a Moncloa.

Así pues, la andaluza, al verse vencida por Sánchez, tuvo que volverse a Andalucía; tierra en donde indudablemente sigue ganando el PSOE. Si bien es cierto que ganar unas elecciones autonómicas es un mérito que no merece desprestigiarse, no menos cierto es que los socialistas llevan ganando en esa tierra desde la propia transición a la democracia. ¿Mérito de las campañas que hace el PSOE o tan solo es debido al sentimiento y a la mentalidad que hay en dicha tierra?

Claramente es una opinión que quedará a expensas de cada uno.

Susana Díaz en el punto de mira

No han sido semanas fáciles para la presidenta de la Junta de Andalucía. Hace unos pocos días pudimos observar como, tras criticar la sentencia del caso de "La Manada", el padre de Marta del Castillo le dedicaba unas palabras no muy benefactoras.

Cuando Susana dijo que no compartía dicha sentencia y que había que tener tolerancia cero con la violencia sexual, Antonio del Castillo manifestó que no le vio manifestar eso cuando salió la sentencia del caso Marta del Castillo.

Recientemente ha ocurrido otro hecho que se suma ya a la larga lista de incidentes de la presidenta.

Susana Díaz ha sido pitada el pasado domingo cuando se disponía a entregar la medalla a Carolina Marín por su nuevo campeonato de Europa de Bádminton. Fueron muchos los espectadores que abuchearon a la presidenta cuando se anunció su presencia mediante megafonía.

Durante los abucheos Susana Díaz mantuvo el tipo. Se pudieron escuchar gritos de "Fuera", pero también se pudo contemplar la sorpresa en algunos presentes, pues no se explicaban el por qué de dichos pitos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!