Sin duda uno de los mayores culebrones que ha existido en la historia de la democracia española es el conflicto catalán [VIDEO] y es que cualquier español de a pie, por muy apolítico que se considere, ya se ha dado cuenta de todos los problemas que el Estado español está teniendo con la Generalitat de Cataluña.

Los medios de comunicación, en especial la televisión, se han encargado de que cada habitante de España pueda seguir al instante toda la actualidad política. Es por ello que el debate sobre la independencia está en boca de todo el mundo, pues gracias a la información las opiniones se dividen en la calle dando lugar a debates que, no siempre, son pacíficos.

El artículo 155 supuso un antes y un después en la historia de la democracia de nuestro país. Pues a raíz de ese acto se desencadenaron una serie de actuaciones que terminaron con varios dirigentes catalanes en la cárcel y con otros tantos huidos, como fue el caso de Anna Gabriel y Carles Puigdemont.

Debate

La intervención del gobierno desencadenó un fuerte debate en las calles, pues mientras que unos afirmaban que el artículo 155 era un acto más propio de una dictadura que de una democracia, otros tantos aseguraban que era necesario para la defensa de la Constitución [VIDEO]. Lo que si quedó claro fue que España volvió a demostrar que ideológicamente aún sigue dividida.

Actualmente han ocurrido unos hechos que, una vez más, vuelven a demostrar la tensión que existe entre el gobierno de la Generalitat y el español.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, aterrizó este miércoles en la capital de Bélgica debido a una reunión realizada por el grupo Junts Per Catalunya. En Bélgica el presidente de la Generalitat mostró una actitud un tanto hostil hacia el gobierno, pues no dejó del todo claro si al final terminaría acudiendo al Congreso de los Diputados, después de la invitación de Ana Pastor.

Reto

Quim Torra también aprovechó su estancia en Bélgica para pronunciar unas palabras que, sin lugar a dudas, no sentarán bien a algunos sectores políticos, en especial, a todos aquellos que no apoyan la independencia de Cataluña, pues dichas palabras claramente era un reto dirigido al gobierno español. "Estoy dispuesto a llegar tan lejos como llegó el presidente Puigdemont", aseveró el presidente de la Generalitat

Torra tampoco aclaró si terminaría liberando a los presos políticos en Cataluña; solo hay una cosa segura. y es que en todas las ocasiones en las que se le ha preguntado al respecto, nunca lo ha descartado de forma absoluta, por lo tanto esto también supone un desafío.