El Concello de Lugo, encargados de gobernar la ciudad y el municipio del mismo, conocido como el Ayuntamiento, implantan un decreto en donde establece que, aquellas personas que dan una cantidad de efectivo a otra para recibir a cambio tratos sexuales o acciones eróticas en el interior de un automóvil o cualquier zona pública, las mismas debe pagar una suma de dinero, que oscilan entre los setecientos cincuenta euros a tres mil euros, como sanción por esos actos indebidos.

Ahora bien, el decreto plantea distintos puntos, entre ellos restringe que la persona bajo ninguna condición acepte, pida o acuerde tratos sexuales.

De esta forma, se desaprueban lugares como casas, apartamentos, almacenes, locales, para la explotación de dicho actos, en caso de ocurrir el peso de la ley caerá en contra de la persona que sea responsable del lugar donde esté ocurriendo dicha situación.

Vale destacar, que todo esto se está desarrollando debido a que no se establecía ninguna causa en el Código Penal, donde la policía tuviera el derecho como agentes públicos [VIDEO] ha, actuar para frenar dichas situaciones.

No obstante, dentro del documento mencionado anteriormente, impide a los ciudadanos que no realicen sus necesidades personales como orinar y defecar además de escupir en las calles, salvo en establecimiento y baños públicos señalados para ello.

Prohíbe el grafiti en las paredes de cualquier área pública

Adicionalmente, se opone a la realización de un movimiento cultural y artístico urbano que consiste el diseños de diversos dibujos hechos con pinturas o spray de distintos colores, la mayoría con tonalidades muy atractivas, lo cual el decreto estable que no sean realizadas en lugares, autobuses y parques públicos perjudicando el patrimonio cultural.

Prevención exceso de ruido

La mayoría de los ciudadanos [VIDEO] salen de su casa para disfrutar de la naturaleza o salir a dar un paseo con tranquilidad, como también hay otras que llegan agotados de su trabajo y lo que desean es descansar sin ninguna molestia. Pero, hay personas inconscientes que causan ruidos que pueden molestar a terceros, por esta razón entre los distintos puntos que se tratan en el mismo se establece que una grúa tiene el derecho de transportar un automóvil si causa enfado a los ciudadanos por activarse la alarma del mismo durante un tiempo muy prolongado. De igual manera, si en un apartamento o casa, hay música a un volumen exagerado o causan algún ruido fastidioso para los vecinos la policía se puede hacer cargo de la situación y poder multar a las personas responsables.