El Síndrome de la uña amarilla, también llamado linfedema , es uno de los trastornos más raros. La enfermedad está asociada a la persistencia de la gripe y la tos, así como a la sinusitis crónica. Es más común en niños y niñas adolescentes que en adultos. Las uñas se engrosan y se vuelven de color amarillo o verde.

Crecen rápidamente en tamaño y tienen muchas crestas. La mayoría de las personas con un síndrome de uñas amarillas tienen anemia o linfedema. Es importante curar la enfermedad [VIDEO] lo antes posible; de ​​lo contrario, puede provocar insuficiencia renal. Los médicos en su mayoría recomiendan medicamentos como la penicilamina, el oro y el tiomalato de sodio, y la bucilamina para la complicación.

Aquí tenemos una lista de los mejores remedios caseros para tratar las uñas amarillas.

Limones

Limón actúa como un poderoso agente blanqueador . Es uno de los mejores remedios cuando se trata de tratar las uñas amarillas. Los limones ayudan a limpiar las manchas de tus uñas y funcionan como un astringente. Tome unas gotas de Jugo Limón y frote las uñas con la punta de los dedos. Alternativamente, puede beber de dos a tres vasos de jugo de limón fresco en un día para evitar la decoloración de las uñas. Otra opción es mezclar tres cucharadas de jugo de limón y una cucharadita de miel. Consuma esta pasta de cuatro a seis veces al día o hasta que vea mejoras.

Bicarbonato de sodio

Un estudio publicado en el Journal of Medicines revela que el bicarbonato de sodio es bueno para la salud ósea. Las propiedades exfoliantes y blanqueantes de este ingrediente ayudan a eliminar las manchas de las uñas [VIDEO].

Mezcle tres o cuatro cucharaditas de bicarbonato de sodio con unas gotas de jugo de limón y una cucharadita de peróxido de hidrógeno para formar una pasta. Aplíquelo sobre las uñas afectadas con las yemas de los dedos de cuatro a cinco veces al día.

Vinagre de sidra de manzana

Mezcle cantidades iguales de vinagre de sidra de manzana y jugo de limón, y aplíquelo en las uñas afectadas con las yemas de los dedos. El vinagre de sidra de manzana es uno de los remedios más poderosos y eficientes para el síndrome de uñas amarillas. El ácido acético y el ácido málico presentes en el vinagre ayudan a reducir la decoloración de las uñas. Tiene excelentes propiedades antibacterianas, antifúngicas y antivirales.

El masaje regular de vinagre de sidra de manzana ayuda a tratar todo tipo de infecciones en las uñas. Mezcle dos cucharaditas de vinagre de sidra de manzana filtrado y una cucharada de miel. Puede consumir esta mezcla de tres a cinco veces al día o hasta que vea mejoras. Listerine es uno de los mejores tratamientos para las uñas decoloradas causadas por infecciones virales y fúngicas. Tiene muchos ingredientes como mentol, salicilato de metilo, timol y eucaliptol. El uso regular de Listerine ayuda a prevenir diversas enfermedades infecciosas