Pensar que para bajar de peso es necesario someterse a estrictas dietas es un error, es más cuando se hacen dietas rigurosas por un determinado tiempo [VIDEO] y luego se vuelve a los hábitos de costumbre sobre la forma de comer se puede ganar el peso perdido rápidamente e incluso más.

Acelera el metabolismo

A pesar de lo que muchos opinan la clave está en saber comer, a qué hora comer y cuantas veces debemos hacerlo. La persona debe hacer lo posible por volver al metabolismo su mejor aliado. El problema de algunas personas es que no hacen las comidas adecuadas, otras no comen alimentos salados pero consumen todo el dulce posible y nada de eso les conviene si quieren bajar de peso y además afectan su salud.

Lo primero que debes saber es que la hora de la comidas es muy importante, cada una de las comidas del día forman parte elemental del buen funcionamiento del metabolismo, él es quien se encargara de eliminar todas las grasas y calorías de tu cuerpo para que no se conviertan en kilos demás. Si eres de los que les encantan los dulces es importante que sepas que la mejor hora para comerlos es en la mañana, eso corresponde a varias razones, en la mañana el metabolismo trabaja más rápido y además tendrás un día lleno de actividades para asegurarte de que no queden secuelas de la dulce merienda.

Procura desayunar muy temprano para que el metabolismo comience a trabajar pronto. La mayoría de las personas por lo general solo desayunan, almuerzan y cenan e incluso algunas ni siquiera hacen las tres por ocupaciones y falta de tiempo.

Si eres de los que llega a su casa en la noche cansado y te quieres comer todo lo que hay en el refrigerador estas en un grave error porque pronto iras a dormir y tu metabolismo se pone más lento. Prepárate para asimilar cada caloría de los alimentos.

Además de las 3 comidas principales que nos hemos acostumbrado a hacer es importante que entre esos periodos de tiempo se incluyan por lo menos 2 meriendas, la primera puede ser a media mañana y comer algo ligero como una fruta o una galleta y la otra a media tarde con nueces, maní, yogurt, entre otros alimentos sanos.

Cena inteligentemente

Evita a toda costa comer harinas de noche, la mejor comida para despedir el día son los vegetales y las carnes por la fibra que contienen y su bajo porcentaje de calorías. Nada de azúcar ni de harina antes de dormir. Combina estos consejos con ligeras rutinas de ejercicio y olvídate de molestas dietas que al final no te brindan los mejores resultados.