A todos nos encanta consumir diversos alimentos ya que es una de las sensaciones que más nos causa placer. Es la energía que nos impulsa cada día además del oxígeno. Existe una amplia cantidad de alimentos [VIDEO] que nos servirán para preparar platos sumamente exquisitos haciendo que, con solo escuchar su nombre, se nos haga agua a la boca.

Sin embargo, no todo es color de rosa una Alimentación balanceada garantiza un cuerpo Saludable. Si no comes los alimentos adecuados o en las proporciones precisas tu cuerpo comenzará a sentir diversos cambios como el aumento de peso. Sin embargo, debes recordar que todo en exceso nunca es bueno incluso si es algo saludable.

Por eso, para prevenir todos estos síntomas desagradables te traemos las cuatro comidas balanceadas que puedes consumir con total confianza además de causar tranquilidad ante todas las cosas que deseas comer.

Ensalada de aguacate

Si bien sabemos el aguacate es utilizado en distintas recetas, bien sea como humectante para la piel y el cabello también será un acompañante perfecto a la hora de merendar o comenzar un desayuno balanceado. Este te ayudará a mantenerte con energía ya que aportará a tu cuerpo grandes cantidades de Omega-3, posee gran sabor y puede ser acompañarlo con rodajas de pan blanco o tostado según sea tu preferencia. Con un gusto muy elegante este plato no podrá pasar desapercibido.

Sopa o caldo de verduras

Aunque la mayoría de las personas huyen de las verduras [VIDEO], son el complemento perfecto a la hora de alimentarnos sanamente.

Una manera práctica y fácil de presentarlas a la hora de comer es prepararlas en una cacerola con abundante agua y pollo lo que hará de este plato algo único y especial.

Avena

La avena es uno de los cereales más importantes. Sin embargo, nunca se ha tomado en cuenta o muchos la desplazan en la alimentación, pero cabe decir que preparada caliente en una noche o en una mañana de invierno es el acompañante perfecto. Ayuda al ser humano manteniendo bajos los niveles de colesterol y como fibra. Es el ideal para las dietas fuertes que impliquen energía al máximo.

Alimentos a la brasa

No puede faltar nuestras proteínas como lo son el pollo y la carne, que debes prepararlas a la parrilla o a la brasa evitando el consumo de aceites. Son fáciles de preparar, son bajas en grasas y puedes combinarlas. Acompañadas de una rica bebida fría que condense muchos nutrientes. Recuerda que el agua que es indispensable a la hora de alimentarnos bien.