Más allá de la aventura principal, en donde emprendes tu viaje junto a tu pokémon [VIDEO]inicial para conseguirte con diferentes y variadas criaturas y entrenadores de todo tipo; más allá de convertirte en una leyenda al derrotar a los líderes de gimnasio o kahuna y superar al temible alto mando, existe un mundo mucho más extenso dentro de esta importante franquicia. ¡El combate competitivo de Pokémon!

¿En qué consiste?

El pokemon a nivel competitivo, en líneas generales, se basa en entablar combates de 6v6 con otra persona en donde se pone en juego la estrategia de cada entrenador. Cuando uno de los entrenadores haya debilitado a todos los pokemon de su rival conseguirá la victoria; sin embargo, esto no es tan fácil como parece.

Hay ciertas restricciones, en comparación con el juego principal, que complican aún más el combate. Algunas de ellas son el no poder usar objetos de tu mochila durante el combate, únicamente se podrán usar aquellos que le equipes a tus criaturas antes de la batalla; por lo que si eres de aquellos que cuando tu pokémon está en vida roja usas un restaurar todo, tendrás que plantearte otra alternativa.

Otra variante con relación al ‘ingame’ es que el estilo de combate es fijo, esto consiste en que no hay turnos libres para decidir si cambiar un pokémon tras derrotar a uno de tu rival; por ende, si se hace un cambio durante el combate tendrás que estar preparado para recibir un golpe gratis. De esta manera, tendrás que calcular mucho mejor tus cambios para evitar perder a un pokémon clave en tu equipo, lo que vuelve el juego mucho más complejo.

Vídeos destacados del día

Estrategia y sinergia en tu equipo

Por si fuera poco, debes crear un equipo que se ajuste a una estrategia y que pueda hacerle frente a cualquier otra estrategia que pueda plantearte tu rival. Si te gusta el estilo ofensivo, no puedes simplemente poner a 6 pokémon que únicamente se dediquen a atacar, puesto a que si tu rival tiene un equipo balanceado podría ganarte con cierta facilidad.

Otro aspecto importante es que no puedes escoger simplemente aquellos pokémon que más te agraden: debes evaluar el tipo que posee y cómo cubrir sus debilidades, de modo que mientras mejor las cubras con sus compañeros, podrás realizar cambios con mayor soltura y tendrás más oportunidades de ganar. Esto último es lo que se conoce como la sinergia.

Un ejemplo de sinergia claro es la dupla psíquico-siniestro. Los pokémon tipo psíquicos son débiles a los ataques de tipo fantasma, pero a los tipo siniestro le hacen poco daño y, al mismo tiempo, un ataque tipo siniestro le hace mucho daño a los tipo fantasma.

Algo similar ocurre con los siniestros, que son débiles frente a ataques lucha, pero al tipo psíquico le es poco eficaz este tipo de ataques; sin embargo un ataque psíquico si es muy eficaz en contra de un pokémon tipo lucha.

Sin entrar en muchos detalles, esos serían los principios básicos de un combate pokémon competitivo. ¿Aún crees que tienes lo necesario para ser un maestro pokémon? Pues no lo dudes más y sumérgete en este vasto, entretenido y complejo mundo que pokémon tiene para ofrecer.