Los jóvenes [VIDEO] de esta generación suelen ser bastantes descuidados, no les agrada escuchar los consejos de sus padres y de ningún adulto. Ni siquiera se dan a la tarea de analizar el peligro que les puede acontecer al compartir con personas que acaban de conocer. No se detienen a pensar que su procedencia puede ser poco confiable. ¿Cuál es la razón de ese comportamiento autodestructivo? No lo sabemos aún, lo que sí es cierto es que la determinación, inmadurez y el subjetivismo los hace cometer grandes errores. Cómo ejemplo de estas acciones juveniles insensatas tenemos a Lucía Pérez.

Resultado de las malas decisiones

Lucía Pérez era una chica de Argentina [VIDEO]de 16 años que decidió por un día salirse del carril.

Lo que no sabía era que ese sería su último día. Conozcamos su historia para reflexionar acerca de las acciones de nuestros hijos y nosotros mismos.

Lucía salía de su colegio cuando fue abordada por varios muchachos que querían socializar, la jóven hizo lo propio e intercambió palabras con ellos. Parecía un acto normal de coqueteo entre adolescentes, por lo que ella no presto mucha atención. Uno de los jóvenes resultó un tanto atractivo a la chica. Este la invita a su casa para tener un rato divertido a solas y poder conocerse mejor. A lo que esta da una respuesta positiva, tomando la decisión de asistir a la cita.

Al llegar al lugar pudo constatar que no estaban solos, se encontraban otros dos muchachos en el lugar. Una vez allí comenzaron a beber alcohol y a consumir cocaína. La joven fue obligada a consumir grandes cantidades de dicha droga hasta que su cuerpo perdió las fuerzas, en ese momento se aprovecharon de su debilidad para abusar de ella sexualmente.

Al ver que la chica no reaccionaba la limpiaron y la llevaron a un centro hospitalario para ver si los médicos podían reanimarla, lo que no sucedió como esperaban.

Resulta ser que Lucía ya estaba muerta al llegar al lugar, nada de lo que los médicos hicieron le devolvió la vida. A pesar de que las investigaciones del caso continuaron hasta el final y dieron con el paradero de sus Agresores, quienes fueron Matías Gabriel Farías y Juan Pablo Offidani. No calmará el dolor que deben sentir sus familiares en estos momentos. Tanto la policía como la Juez están seguros de que este hecho no quedará impune.

Todos necesitamos de un momento de diversión y esparcimiento, eso es indudable, solo pedimos a nuestros jóvenes que tomen las precauciones necesarias al momento de pasar tiempo con amistades. Incluso el saber elegir quienes serán tus amigos es vital para preservar tu vida y tu futuro. No lo olvides las decisiones apresuradas solo traen problemas.