Las redes sociales se han convertido en un elemento indispensable de nuestro día a día. Son una forma de comunicarnos, de mostrar las cosas que hacemos, de informarnos sobre acontecimientos, etc.

Las historias de Instagram

En concreto,Instagram se puede definir como una red social y aplicación en la que los usuarios pueden subir fotografías y vídeos. Esta aplicación ha crecido mucho en los últimos años y cada vez se utiliza más.

Dentro de esta red social me quería centrar en una de las posibilidades que ofrece. Con las últimas actualizaciones ha surgido una nueva función, las denominadas#Historias de #instagram que ofrecen la posibilidad de subir fotografías, vídeos, etc.

Este contenido se borra del perfil de los usuarios a las 24 horas. Se basa, por lo tanto, en compartir con tus seguidores lo que haces en tu día a día y además puedes saber quién ve estas historias. Pero no me voy a retener mucho más en explicarlo porque creo que todos sabemos su funcionamiento y seguramente lo habremos utilizado.

Instagram: sus cosas positivas y negativas

Me quería centrar ahora en comentar lo que son para mí los aspectos positivos que nos puede aportar esta función. Por ejemplo, la posibilidad que nos ofrece de poder enterarnos de acontecimientos que están sucediendo en la otra parte del planeta en menos de un segundo. Como en el terremoto que hace no mucho asoló la Ciudad de México. Muchas de las informaciones nos llegaban a través de vídeos en directo de Instagram. Algo que me parece asombroso, a pesar de que fue una catástrofe natural, la información nos llega en directo.

Convirtiéndose en un medio de información de lo más inmediato.

O por ejemplo, el hecho de seguir a una persona viajera que te muestre todos los días las curiosidades del país en el que está. Me parece una forma de conocer el mundo gracias a otro y gracias a las maravillas de la tecnología. No podemos olvidar que podemos estar recibiendo información de una persona que se encuentra en Tokio y hablar al mismo tiempo con alguien en Nueva York, y esto nos permite estar en contacto y conocer lo que sucede en el mundo.

Y tampoco hace falta irse tan lejos, también nos podemos enterar de muchos acontecimientos interesantes que suceden en nuestra ciudad, y quizás sin este tipo de aplicaciones pasarían desapercibidos para mucha gente. Así mismo, para promocionar tu trabajo o el de tu empresa, darte a conocer, convirtiéndose así, en una útil herramienta. Hay de hecho personas que ganan dinero gracias a esta aplicación, los denominadosinfluencers”.

Por otro lado, existen una serie de aspectos que no me parecen tan beneficiosos.

Puesto que esta aplicación es usada en gran medida para contar tu día a día en fotos, es decir, nos exponemos al resto del mundo, les informamos sobre lo que hacemos, a dónde vamos, con quién estamos etc. Mostramos al mundo nuestros momentos privados. Damos a nuestros seguidores la oportunidad de juzgarnos y conocer cada minuto de nuestras vidas. Pudiéndose convertir hasta en algo peligroso, pues hay personas de las que se podría saber dónde vive, dónde trabaja y sus horarios gracias a ésto, y esta información puede llegar a malas manos. Como peligrosa fue la moda de hacerse selfies en lugares como rascacielos con riesgo de muerte, y todo por un puñado de “me gusta”.

Enseñamos nuestra mejor cara, nuestros mejores momentos, por lo que se convierte en algo falso a la vez. No mostramos si estamos enfermos en la cama por ejemplo. Aunque hay casos en los que también se cruza esa barrera. Me parece que mostramos mucho de nuestra intimidad. Bien es cierto que esto es algo que la gente hace porque quiere, aunque en mi #Opinión la sociedad también nos induce mucho a ello.

Quería, para terminar, hacer una referencia a la serie “Black Mirror”, la cuál se centra en la tecnología y como esta afecta a nuestras vidas. Una sociedad ficticia y futura que nos muestra esta serie no es tan lejana de la realidad. El capítulo que quería comentar nos habla de una sociedad que se dedica a usar una aplicación para que la gente les valore y opine. Según esas valoraciones estás a un nivel u otro en la sociedad pudiendo acceder a un trabajo o vivienda mejor o peor según tu popularidad en la red. Algo que me parece absurdo pero no tan lejano de la actualidad. De hecho, China implantará a partir del próximo año un sistema de valoración social obligatorio para todos los ciudadanos, el cual catalogará según la economía o política, aspectos sociales y personales. Clasificando a la población, pudiendo existir sanciones económicas o sociales para aquellas personas en las que “no se pueda confiar”. Algo que me parece espeluznante. Se trata de cruzar la barrera privada y valorarla, pero como veis, no estamos tan alejados de ello.