En las últimas horas, el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, reconoció a Jerusalén [VIDEO] como ciudad capital de Israel [VIDEO], desatando así una ola de violencia que solamente parece aumentar. Es que éste anuncio va directamente en contra de los deseos del pueblo de Palestina, que siempre sostuvo que la parte Oriental de la ciudad es la capital de su futuro Estado, el cual también incluiría la controvertida Franja de Gaza. La parte Occidental está bajo el control de Israel.

Estados Unidos se ha convertido así en la primera nación en reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, desde su fundación allá por el año 1948.

Sin embargo, la historia de la ciudad se ha visto envuelta en disputas desde tiempos inmemoriales.

Comienzos de la historia

Según la tradición, el Rey David conquistó la ciudad en el año 1004 AC, pero hay evidencia arqueológica de que ya para ese entonces era una ciudad grande y amurallada. La ciudad fue luego conquistada y arrasada por los babilonios; la invasión incluyó la destrucción del Templo, que había sido construído por Salomón.

Ya en épocas romanas, Herodes I El Grande fue declarado como Rey del Estado emergente, quien se encargó de embellecer la ciudad, incluyendo la ampliación de lo que una vez había sido el Templo (previamente reconstruído), del cual aún se mantiene en pie el famoso Muro de los Lamentos, de extrema importancia para el pueblo judío. En el año 70 DC, el emperador Tito conquistó la ciudad, lo que incluyó la segunda destrucción del Templo.

La relación de Jerusalén con el Islam comenzó en el año 1 de la Hégira (año 623 cristiano), cuando los musulmanes debían rezar mirando a la ciudad, ya que fue allí donde Mahoma ascendió a los cielos. En el año 1095, el Papa Urbano II llamó a la Cristiandad a recuperar la Ciudad Santa, dando así origen a las Cruzadas; Jerusalén sufrió, una vez más, devastación, y su población musulmana y judía fue aniquilada casi en su totalidad. En 1515 la ciudad pasó a formar parte del Imperio Otomano, donde gozó de gran importancia y desarrollo.

Mando Británico

En 1917, durante la Primera Guerra Mundial, la ciudad, junto con Palestina, Transjordania y el nuevo país de Irak, quedaron bajo control británico, en una época donde la tensión entre judíos y árabes iba en aumento. Los primeros pedían un Estado independiente y la libre entrada de judíos europeos, perseguidos por la Alemania nazi; los segundo protestaban ante la creciente llegada de población judía.

En 1948 se creó el Estado de Israel, con una Jerusalén con gran población musulmana. Luego de la Guerra de los Seis Dias, Israel se hizo con el control de la ciudad. Desde ésa fecha las tensiones no han hecho más que aumentar. Sin embargo, previo al anuncio de Trump, la región vivía una relativa calma; sin embargo, ahora las cosas dieron un inesperado giro, y la violencia aumenta.