Desde tiempos remotos y también en las principales religiones y en las no tanto conocidas, ha existido la creencia de que los demonios existen y que pueden llegar a poseer a las personas. A más  la influencia de las películas de terror y Hollywood han utilizado estas creencias, con muchísimas películas que a veces nada tiene que ver con la realidad, por mucho que sean basadas en hechos reales. Muchas religiones afirman que una persona puede ser poseída por un espíritu demoniaco y que el remedio para ayudarla y sacarle ese demonio es el exorcismo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Una de las películas que más marco fuel la legendaria película El exorcista, que semanas después de estrenarse la película la diócesis de Roma llego a recibir miles de solicitudes para hacer exorcismos.

Aun así a día de hoy se siguen practicando exorcismos.

Los signos de una posesión diabólica entre otros incluyen, fuerza sobrenatural, hablar en idiomas no conocidos y la aversión al agua bendita, entre otros estos son los más significativos.

Los exorcistas más experimentados han desarrollado una lista con los signos más comunes para saber la diferencia entre la posesión y la paranoia. Uno de los puntos más importantes que reseñan los exorcistas, es la falta de respeto a símbolos e iconos religiosos y la fuerza excesiva o sobrenatural de la persona. La adrenalina en momentos de mucho estrés, pueden llegar a hacer verdaderas barbaridades sobrenaturales, por eso siempre hay que consultar a los médicos. Otro de los signos es, el conocimiento de cierta información ocultista y secretos inconfesables que llega a tener la persona poseída.

Vídeos destacados del día

Vamos a repasar algunos casos documentados.

2014 Caso familia Ammons:

Mes de enero, el capitán de la policía de Gary, dijo públicamente haber sido testigo, de una posesión demoniaca en casa de la familia. La familia Ammons denuncio que los tres hijos estaban siendo atacados por demonios. El capitán desde primer momento se mostró escéptico al caso, pero después de las visitas a la casa, uno de sus hombres fotografió una silueta terrorífica, acabo creyendo a la familia, y acabo relatándolo en un informe de más de 800 páginas.

1940  Caso del niño Robbie Mannheim.

Es el caso en el que está basada la película “El exorcista”.

Un niño de 14 años sufrió una posesión demoniaca en Maryland, Estados Unidos. Después de 30 exorcismos este niño consiguió llevar una vida normal y echar a esas entidades demoniacas de su vida.