Según una investigación de la revista brasileña Veja que reprodujo el diario Clarín, Máximo Kirchner sería co-titular de cuentas en los Estados Unidos e Irán entre 2005 y 2011 junto a la exministra de Seguridad y actual embajadora ante la Organización de Estados Americanos, Nilda Garré, como resultado de una triangulación de negocios entre Argentina, Venezuela e Irán.

El texto, es conocido en el periodismo como condicional de rumor, utilizado para expresar duda o un hecho eventual cuya veracidad no puede garantizarse. De esta forma, cualquier medio periodístico puede difamar a quien quiera sin correr el riesgo de ser responsable por lo que dice.

Pero el verdadero motivo de estas líneas no es analizar la manera que ejercen el periodismo algunos medios poderosos de Sudamérica, sino la respuesta del fundador de la agrupación política "La Campora".

En una entrevista con el periodista Víctor Hugo Morales, por Radio Continental, Máximo no usó los verbos de la misma forma para expresar "su verdad". Dijo "nunca tuve ni tengo cuentas en el exterior" y calificó la versión difundida por Veja y Clarín como "una canallada".

A lo largo de toda la charla, el hijo de Néstor y Cristina, dejó claro el verdadero motivo de la denuncia. "Esto se da para mantener la denuncia del fiscal Nisman por encubrimiento (en la causa AMIA) contra la Presidenta. La idea es que alguien piense que si la denuncia es tan grande, algo debe haber. No les importa la verdad, porque lo que se busca es dañar".

Vídeos destacados del día

De Máximo a Kirchner

El 13 de septiembre de 2014, Máximo dejó de ser Máximo para ser Kirchner. Aunque parezca un juego de palabras, no lo es. Aquel día, en un acto multitudinario en el estadio de Argentinos Juniors, el joven silencioso y de perfil bajo se dirigió a la gente con un carisma parecido al de su padre y con el tono firme, característica de su madre.

Ahora utilizó los mismos atributos, o los genes de sus progenitores, para fulminar las denuncias en su contra. Incluso habló de las elecciones ya vienen y se refirió a una posible candidatura: "Veremos más adelante lo que resuelven los compañeros. Obviamente uno tiene sus miradas, sus ganas, pero no es una cuestión solamente de ganas, sino también de construcción política y de ver qué hay para ofrecer", subrayó. Ahí está Kirchner. Máximo, en el nombre del padre.