El actor Keanu Reeves ha protagonizado en su carrera muchas historias y ha interpretado infinidad de personajes. Casi todas estas historias tienen un factor en común, en Hollywood hablan de su personalidad y de su buen carácter, su comportamiento con los trabajadores en la filmación y su colaboración en diversas causas sociales.

Ahora los medios de comunicación han descubierto que Keanu Reeves también tiene una fundación que apoya a los hospitales para Niños con Cáncer, así como asociaciones que investigan cómo poner fin a esta enfermedad. El actor no quiere ser distinguido por ello y la fundación que él creó para esta labor social no tiene su nombre, utilizando millones de dólares de su herencia para distribuirlos entre los que más lo necesitan.

El protagonista de películas como Constantine o Matrix tiene esta manera de devolver a la sociedad lo que le ha dado después de una vida con muchas pruebas duras y complicadas desde su infancia.

La vida le ha dado giros inesperados en algunas ocasiones

Cualquiera que no conozca la vida de Keanu Reeves, piensa que él tiene una vida similar a otras estrellas de Hollywood con vehículos de lujos, mansiones lujosas y fiestas privadas Pero su realidad es otra, compró su primera casa casi a los 50 años de edad, tratando de conocer el nombre de las personas que trabajan en sus películas.

En el 2008 fue publicado en medios de comunicación, Keanu Reeves había entregado más de 75 millones dólares de su bolsillo al equipo que trabajaba de la película Matrix, por su gran trabajo en la película.

También le gusta ser generoso, le compra el desayuno y recoge en su coche a algunos de sus compañeros.

Todo eso lo hace porque su vida ha sido un poco difícil. Su padre abandonó a su familia cuando tenía sólo tres años de edad. Le ha tocado lidiar con diversos peligros en los lugares donde ha vivido; cuando su madre decidió volver a casarse, tuvo que dejar su carrera profesional en el hockey sobre hielo debido a una lesión que no le permitió seguir jugando en el equipo, y diagnosticaron a su hermana leucemia cuando ella era pequeña.

Continuó sufriendo muchos años, sobre todo con su novia Jennifer Syme, cuando los bebés que esperaban nacieron muertos después de ocho meses de gestación. Unas semanas después, ella murió en un accidente automovilístico a sus 29 años de edad.

El fin de las malas noticias

Una de las mejores noticias que recibió el actor fue cuando le avisaron de la recuperación de su hermana menor después de 10 años luchando contra la leucemia.

Esta enfermedad lo llevó a crear una fundación que ayuda a los hospitales para niños con cáncer, como los que usaba su hermana cuando era niña.

Esta es la vida de uno de los mejores actores de la historia del Cine en Estados Unidos, una persona que ha dejado huella con todos sus logros y ayudas a la comunidad demostrándole a todos que el dinero no lo es todo y más cuando no están los seres queridos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!