Muy pocas personas en el mundo saben quién es realmente Banksy, este artista street art británico, del que se sabe tan poco como que es natural de Bristol y que nació en 1975. Sus grafittis [VIDEO] que combinan la técnica del estarcido con la escritura y tienen siempre un componente de crítica social y político son, sin embargo, fácilmente identificables.

Banksy: ¿genio o vándalo? Tú decides

A inicios del mes de junio se inauguró en la Casa central del Artista de Moscú, la primera exposición del británico, bajo el título "Banksy: ¿genio o vándalo? Tú decides".

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Arte

Hasta la fecha ha recibido más de 252.000 visitas que han pagado el precio de las entradas que oscila entre entre 550 rublos y 1.400 rublos, es decir, entre 7 y 18 euros. Las más caras incluyen recorridos guiados.

La exposición está patrocinada por el operador móvil más grande del país, MTS y también tiene un gran componente multimedia. Alexander Nachkebia, de IQ Art Management, es su organizador principal.

Bansksy se entera de la exposición vía Instagram

Podemos decir pues, sin ánimo de errar, que la exposición está siendo todo un éxito. Sin embargo lo más curioso llegó cuando el propio Banksy hacía público en Instagram, este miércoles, un mensaje que alguien le hizo llegar. El mensaje en cuestión aportaba una fotografía promocional de la exhibición rusa. "Eres gracioso. ¿Qué demonios es eso?" preguntaba el artista a lo que el interlocutor que no ha sido identificado le respondía que se trataba de una exposición de su obra por la que estaban cobrando entrada.

"Sabes que esto no tiene nada que ver conmigo ¿verdad?" continúa respondiendo el artista que asegura que él no cobra a nadie por ver su arte [VIDEO], a no ser que esté en la ruleta de la fortuna.

Irónicamente concluye la conversación diciendo que no es la "persona mejor situada para quejarse de gente que exhibe obras sin pedir permiso".

El organizador se muestra escéptico ante el hecho de que Banksy no conociera la exposición

La conversación rápidamente se convirtió en viral. Ante la repercusión los responsables de la exposición mantienen que ellos nunca dijeron que Banksy hubiera autorizado la muestra y que los objetos de la misma pertenecen a coleccionistas privados que se pueden exhibir legalmente.

Además, Nachkebia mantiene que le resulta muy curioso que realmente el artista no supiera de la existencia de la exposición, pues su transcendencia está siendo grande con reseñas en las redes sociales y la visita de más de 5000 personas de nacionalidad inglesa, que aprovecharon para verla su desplazamiento a Rusia para la Copa Mundial de fútbol o los conciertos del Festival ParkLive, justo enfrente de la Casa central de Artistas.

Las opiniones generales variaban entre los que hablaban de la vulneración de los derechos del artista y los que agradecían a los organizadores la creación de la completa exposición. Sea como sea, una vez más Bansky se las arregla para estar en boca de todos manteniendo su anonimato.