Entre la nostalgia siempre se cuela la estación del verano. Los recuerdos de nuestra infancia y de la adolescencia cobran mayor relevancia cuando este periodo estival entra en juego. El primer amor, las vacaciones, la playa y también lo agradable de unas calurosas y a veces frescas noches de verano.

La estampa de un Cine de verano es un clásico [VIDEO] también. En películas como Cinema Paradiso se refleja bastante bien. Quienes conozcan los cines de verano, saben muy bien de lo que se está aquí hablando.

Cinema en el Barri

En Barcelona, por ejemplo, lo saben perfectamente, de ahí que en numerosos puntos de la ciudad, se estén proyectando películas durante la semana, bien por iniciativas de asociaciones culturales o por los diferentes distritos, se desarrollan diversos programas en los que se ofrecen distintas veladas con películas en los que en incluso en algunos sitios, como es el caso de Nou Barris o en el Espai Jove Garcilaso, la gente puede votar qué película que quieren ver dentro de una serie de filmes propuestos en primera instancia.

Cinema a la Fresca

De entre todas las iniciativas, la más popular e interesante es la que se realiza bajo el nombre de “cinema a la fresca” en Montjuic y que cumple con esta su 16º edición. Durante los miércoles del verano se proyectan en el castillo de Montjuic una buena serie de películas. Grandes filmes de relativa actualidad como Dunkerke, Call me by your name, combinados con clásicos como Psicosis o West Side Story.

El que asista se puede llevarse su silla o una toalla donde poder sentarse o estirarse mientras disfruta cómodamente de una buena sesión de cine, aunque también la organización dispone por un módico precio del alquiler de unas tumbonas.

También hay quienes hacen un picnic y por supuesto no podía faltar la barra al fondo por si, por lo que sea, uno tiene sed y también quiere disfrutar de la película acompañado de un refrigerio.

El evento se complementa además con alguna actuación musical o con la proyección de un cortometraje, todo previo a la proyección del filme. En definitiva una velada muy atractiva por un precio razonable.

Cinema Lliure a la Platja

Otra iniciativa, que también se lleva a cabo en muchas ciudades costeras es el cine en la playa. Así, por ejemplo en la playa de La Barceloneta y otras del litoral, bajo el nombre de “Cinema Lliure a la Platja” se coloca una pantalla grande donde poder ver la película sentado o tumbado en la arena.

Por último hay que destacar también las proyecciones [VIDEO] que se realizan en entidades privadas como en el centro comercial Illa Diagonal en los jardines Sant Joan de Déu o en el CosmoCaixa por precios que van desde 3,5€ a 6€.