Ya hemos hablado muchas veces de las diferentes situaciones que están viviendo las dos grandes compañías de cómics de Estados Unidos en cuanto a la adaptación cinematográfica de sus personajes. Por una parte en Marvel se frotan las manos con cada estreno, arrasando en taquilla y con un público que de momento encaja la gran cantidad de películas que realizan. Sin embargo, en DC ocurre todo lo contrario.

La pescadilla que se muerde la cola

Desde que terminó la trilogía realizada por Christopher Nolan sobre Batman, en DC han querido que sus personajes se convirtieran en un producto cinematográfico propio.

Viendo sobre todo la enorme rentabilidad que estaba sacando Marvel de los suyos, era normal que también quisieran explotar esa vía, sin embargo de momento no han dado con la tecla para convencer al público.

Para ello contrataron a Zack Snyder, realizador que ya había trabajado en adaptaciones de cómics tan famosos como 300 o Watchmen, con un resultado más que decente pese a la complejidad de las obras originales. Sin embargo, parece que no ha terminado de conseguir crear un universo completo y lo suficientemente interesante con personajes como Batman, Superman o Wonder Woman como para conseguir la suficiente rentabilidad de sus superproducciones.

Uno de los principales áandicaps que sufren las películas de DC es que no parecen tener una personalidad propia.

Esto tampoco funciona dentro del conjunto, que parece completamente inconexo, por lo que cada película ya es lo suficientemente mala por sí misma y esto conlleva que su compenetración con el resto sea aún peor. Esto provoca que la taquilla no funcione, las películas no sean tan rentables, no se invierta tanto en sus producciones, y por lo tanto actores o directores que podrían revitalizar las sagas se aparten de las producciones, conllevando retrasos o incluso cancelaciones.

El Joker como punto de inflexión

Parece que desde DC intentarán revertir esta situación con la enésima adaptación, y esta vez no apostarán por un superhéroe famoso, sino por uno de sus principales villanos: el Joker. Ya pudimos verle en la fallida Escuadrón Suicida, interpretado por Jared Leto, aunque su importancia en la película fue más bien testimonial.

Es curioso que en las promociones de la película se le utilizara como principal reclamo y luego en la obra final sólo apareciera en un par de escenas.

Esto no gustó demasiado ni a fans ni al propio Jared Leto, que incluso abandonó el papel para futuras adaptaciones. Sin embargo parece que desde DC han conseguido convencerlo de nuevo y será el protagonista de un spin-off del personaje. Ahora toca suponer si será una adaptación a la altura de un personaje tan bueno, si la producción seguirá adelante sin problemas o se convertirá en otro punto negro de la lista de películas de DC. De momento toca esperar ya que no se conocen más detalles de la producción, que al menos tardará unos años en ver la luz.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!