Desde la pasada semana, el talent show de baile ‘Fama, ¡a bailar!’, producido por Movistar y emitido en su canal de pago #0, ya no recibe más aspirantes a ganar el ansiado premio, que consiste en una beca de danza valorada 30.000 euros.

Después de la repesca de Julia y Oriana, el talent recibió la última pareja en optar por el premio. Clara y Cristian fueron escogidos por los profesores de Fama a través de un casting online. Con su entrada, el programa cierra sus puertas a otros candidatos, lo que significa que a partir de ahora cada semana nos tocará despedir a un concursante de la escuela. Cada vez es más importante asegurarse el puesto dentro de la escuela de danza, dirigida por el reconocido bailarín Igor Yebra, por lo que nos espera una lucha de titanes en esta cuenta atrás de ‘Fama, ¡a bailar!’.

El talent de Movistar+ comenzó a emitirse el pasado 11 de marzo y tiene prevista su final los próximos meses de junio y julio. ‘Fama, ¡a bailar! 2018’ supone el regreso del exitoso formato televisivo que hace diez años conquistó a los espectadores en Cuatro.

Encuentros y sorpresas en la recta final de 'Fama a bailar'

En la recta final del programa de talentos de Movistar #0, los chicos de Fama pudieron disfrutar de la visita de sus respectivas familias, que les animaron a seguir trabajando dando lo mejor de sí. El emotivo momento con sus familiares se produjo este domingo 6 de mayo, Día de la Madre, después de que los concursantes salieran de la escuela de baile el sábado con motivo del concierto 'Los40 Primavera Pop'.

Ahí, los bailarines formaron parte del cuerpo de baile de artistas de la talla de Álvaro Soler así como acompañaron a Ana Guerra y Aitana Ocaña durante su show de ‘Lo malo’.

No faltaron las lágrimas en esta gala tan especial del 6 de mayo. Algo comprensible ya que los participantes llevan nueves semanas de concurso separados de sus familiares y amigos.

El encuentro más emotivo se dio con el bailarín de contemporáneo Pablo Costas. Sus padres que viven en Vietnam aparecieron en plató para sorpresa del concursante. Su compañera de baile Ester, por su parte, nos regaló el momento más romántico de la noche cuando se reencontró con su novio. Este aprovechó el momento para dedicarle una preciosa declaración de amor y pedirle matrimonio en pleno directo.

La bailarina no dudó en colocarse el anillo y aceptar el compromiso, ante la mirada atónita de sus compañeros y profesores de baile.

Después de los abrazos y los besos con sus seres queridos, Paula Vázquez daba paso a otra sorpresa: la actuación de Miriam, de OT. La gallega puso el broche final a la velada cantando su hit en solitario ‘Hay algo en mí’ junto con los 16 bailarines de Fama.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!