"La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo". Con esta frase tan potente de Nelson Mandela, con el presente artículo les anunciamos que del 28 de febrero al 4 de marzo de 2018 se va a celebrar en IFEMA la semana de la educación. En Avenida Partenón número 5, Madrid.

El recinto ferial IFEMA de Madrid va a reunir 402 empresas de más de veinte países

El cronograma de la jornada es el siguiente:

  • Del 28 de febrero al 4 de marzo: Salón internacional del estudiante y de la oferta educativa.
  • Del 1 al 3 de marzo: Salón internacional de Posgrado y de formación continúa.
  • Del 1 al 3 de marzo: Inter didac, congreso en red del material educativo y recursos para la educación.
  • Del 1 al 2 de marzo: Expo Learning. Congreso internacional y feria profesional.
  • El sábado 3 de marzo: Schools day. Día de las familias y los colegios.

Les animamos y recomendamos visitar el recinto ferial IFEMA durante estos días.

¡No nos digan luego no les hemos avisado! La mejor inversión que vas a hacer en tu vida va a ser en educación. Ya hablamos de ello en un artículo anterior, invierte en tu formación.

Marco Fabio Quintiliano en el siglo I d.C. ya fomentaba la educación

Ya desde el momento de su publicación, la Institución de Oratoria de Quintiliano, este ilustre pedagogo y retórico hispanorromano, ha sido objeto de numerosas investigaciones. Su obra sobre la Educación del ciudadano romano, nos permite conocer la multitud de aspectos de la Roma de entonces. Por lo tanto, para nosotros, que nos dedicamos a las letras, ya seamos historiadores, filólogos, profesionales de la educación o incluso del derecho, entre otras profesiones afines, encontramos en sus escritos el mejor referente.

Para entender la obra de Quintiliano, debemos situarnos en la segunda mitad del siglo I d.C. En esta época contamos con los testimonios de autores como Suetonio, Dion Casio, Tácito o el mismo Plinio el Joven, aunque fueron historiógrafos de la época de Nerón como Fabio Rústico, Cluvio Rufo y Plinio el Viejo quienes sirvieron de base común a estos historiadores.

Quintiliano fue un orador hispanorromano, nacido en Calagurris (la actual Calahorra) hacia el año 35 d.C. Muy pronto realizó su primer viaje a Roma, la Città Eterna, (año 68 d.C.), terminando por asentarse en la capital del Imperio. Destacó su excelente reputación como maestro y orador. De hecho, el mismo Vespasiano le nombró como primer profesor de retórica latina en recibir salario pagado con las arcas públicas.

El antigua Roma la oratoria y la retórica estaban muy bien valoradas. De hecho, todo aquel que se formaba en estos temas, y los sabía llevar a la práctica a la perfección, se consideraba como ciudadano romano ideal. Ya Cicerón había señalado la estrecha vinculación que tenía la oratoria y la ciencia civil.

Ahora bien, tan importante era la oratoria como la elocuencia. En la antigua Roma, su enseñanza se guiaba hacia conocimientos prácticos.

Una búsqueda constante de la practicidad de las lecciones

La practicidad de las lecciones tanto en oratoria como en retórica resulta perfectamente comprensible. Allí, preparaban a los alumnos para la vida pública y la participación oral en el foro. Eran numerosos jóvenes los que aspiraban a tener una carrera provechosa y crecer socialmente con sus estudios.

Tanto jóvenes como las élites del estado de provincias. La elocuencia o el arte de hablar en público y de atraer al oyente hacia sus planteamientos, continuó en actualidad durante época del Imperio, siendo de gran utilidad práctica para las clases privilegiadas.

Sin duda, tras mucho leer sus escritos, Quintiliano fue un adelantado a la época que le tocó vivir. Su biografía es apasionante y su obra "La educación del ciudadano romano" es un "must" que creemos que todo historiador y alma docente debe leer al menos una vez en su vida. En definitiva, de la Historia antigua aún nos queda mucho por aprender. Seguimos aprendiendo.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!