Hace años que, en la ciudad de Barcelona, durante todos los días de la semana, tienen lugar eventos culturales de todo tipo, tanto en pequeños bares como en centros culturales. Son sitios en los que la poesía, el teatro, el cine y la #Música tienen cabida.

De esta última tendríamos que decir que se encuentra con las limitaciones que el ayuntamiento impone y que tantos problemas han ocasionado a algunos locales y que, dadas sus circunstancias, han tenido que dejar de ofrecer dichas actividades o incluso echar el cierre. Quisiéramos centrarnos en este artículo en los micros abiertos [VIDEO] o en su denominación anglosajona, Open Mic, que están teniendo mucha relevancia y en la que no hay día de la semana en la que no haya algún local que no ofrezca este tipo de evento.

¿En qué consiste un Micro Abierto?

Es un espectáculo en directo que bien se puede celebrar en un café o en un pub, pero que también se pueden hacer en otros locales de temática cultural [VIDEO]. Tiene su origen en los clubes de comedia con un pequeño escenario, en los se subían cómicos a los que les bastaba un micrófono para dar rienda suelta a su verborrea.

No hace mucho el formato se adaptó a la música y así los músicos podían mostrar su carta de presentación ante el público. Podías estar preparando unas canciones y ver que tal resultaban en directo.

¿Quiénes pueden tocar?

Es ideal para cualquier tipo de proyecto musical, tanto en solitario como grupal (dependiendo también de las condiciones de la sala) que aún no tengan un repertorio amplio para un directo, que están empezando, o simplemente que quieren darse a conocer.

También es perfecto para gente que no tengan más ambición que quitarse la espina del directo y tocar durante un rato. En ocasiones el #micro abierto se convierte en un híbrido con una Jam, cuando algún músico se suma a acompañar al interprete, lo que funciona muy bien cuando ocurre.

¿Cómo funcionan los micros abiertos?

Por lo general, los músicos se suelen apuntar tal y como llegan al local. Hay un anfitrión que se encarga de coordinar el evento, para que puedan tocar el máximo de gente posible, dado que el tiempo es limitado para cada uno. Unos diez minutos más o menos de media que pueden dar para dos o tres canciones.

En Barcelona puedes asistir a sesiones de micro abierto en sitios como el Club Cronopios, Bar Arena, Craft, Grizzly 72 o el Bing Bang entre otros locales. Hay grupos en Facebook en los que te informan diariamente de los eventos relacionados con la música y donde se anuncian regularmente estos micros abiertos (con una simple búsqueda se pueden hallar). Bueno, pues si estás en Barcelona y no tienes plan, apúntate a uno de estos. #barna