La 32 edición de los Premios Goya está a la vuelta de la esquina y todo parece estar preparado para celebrar la gran fiesta del Cine español, que tendrá lugar el próximo sábado 3 de febrero en el Madrid Marriott Auditorium Hotel.

Este año la ceremonia será presentada por los cómicos manchegos, Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, conocidos en televisión por ‘La hora chanante’, ‘Museo Coconut’ y ‘Muchachada Nui’.

Ambos tomarán el relevo de Dani Rovira y serán los encargados de conducir la presente edición.

Los Goya calientan motores en su encuentro de nominados

Los 159 aspirantes a alzarse con el “cabezón” se reunieron el pasado 15 de enero en la Real Casa de Correos. Ahí, en plena Puerta del Sol de la capital madrileña, se llevo a cabo el encuentro anual entre la prensa y los nominados a los Premios Goya 2018.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, tampoco quiso faltar a la antesala de los Premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. Cifuentes aprovechó el acto para hacer llegar a los presentes su deseo de bajar el IVA en el impuesto del Cine.

El encuentro de nominados también contó con la presencia de Óscar Grafenhain, director de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales, y la vicepresidenta de la Academia de Cine, Nora Navas. Ambos destacaron los trabajos cinematográficos presentados este año porque “son películas que nos permiten soñar”.

Las ausencias más sonadas en el encuentro de nominados

La Real Casa de Correos acogió el posado de la noche, la tradicional foto de familia con todos los nominados a los Premios Goya. Entre los asistentes, de lo que más se hablaba fue de tres ausencias.

Penélope Cruz y Javier Bardem, nominados por ‘Loving Pablo’, fueron las dos grandes estrellas ausentes mientras que la presidenta de la Academia de Cine, Yvonne Blake, fue el nombre más recordado durante la velada.

De hecho, los nominados quisieron enviar su apoyo con una larga ovación durante la foto de familia. Y es que Blake se encuentra en el hospital tras haber sufrido hace unos días un ictus.

Los Premios Goya prometen menos reivindicación que los Globos de Oro

El movimiento feminista #MeToo que marcó la 75 edición de los Globos de Oro en Los Ángeles todavía sigue presente en la industria del cine. El encuentro de nominados a los Premios Goya sirvió para dejar claro que el momento del Time´s Up es apoyado también por nuestras actrices y cineastas españolas.

La directora Isabel Coixet, que está nominada a ‘Mejor Dirección’ y ‘Mejor Guión adaptado’ con ‘La Librería’, subrayó la importancia de denunciar los abusos sexuales. “Es muy positivo que haya chicas que están hablando de esto pero la lucha no es un evento, es cada día”, comentaba Coixet sobre las reivindicaciones que han puesto en marcha en Hollywood.

La actriz Maribel Verdú, que opta a su tercer Goya con su papel protagonista en 'Abracadabra', también respaldó esta postura.

“Yo reivindico ser mujer cada día de mi vida, no necesito ningún acto”, expresaba.

Por su parte, la cineasta Carla Simón, nominada en la 32 edición de los Premios Goya a ‘Mejor Dirección Novel’ y ‘Mejor Guión Original’ con ‘Verano 1933', manifestó su descontento por el número inferior de mujeres nominadas respecto a la de hombres en la mayor parte de las categorías. "Son muy pocas las mujeres que dirigen películas en nuestro cine. Hace falta más esfuerzo para incentivar a las mujeres cineastas desde las instituciones”, subrayó la cineasta.

Marisa Paredes, Goya de Honor 2016

En el encuentro de nominados también hubo lugar para ovacionar a la actriz Marisa Paredes. La intérprete, con más de 75 películas a sus espaldas entre las que destacan ‘La vida es bella’ de Roberto Benigni y ‘Todo sobre mi madre’ de Pedro Almodóvar, recibirá el Goya de Honor en reconocimiento a toda su trayectoria artística el próximo 3 de febrero durante la entrega de premios de la Academia de cine. En el acto, Marisa afirmó sentirse “conmovida” por el reconocimiento.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más