Quizá hayamos oído hablar del rol o los Juegos de rol, incluso quizá lo hayamos jugado una vez. Innumerables veces me he encontrado, también, con expresiones como "El rol es de frikis", pero no es así y además es una gran herramienta para el desarrollo personal.

¿Qué es el rol?

Según Wikipedia el rol es "Un juego en el que uno o más jugadores interpretan un papel", y es la mejor definición que se le podría dar. Es como una pequeña obra de teatro pero totalmente improvisada.

Hay muchos tipos de juegos de rol: de mesa, en vivo, por foro, etc. Pero todos tienen en común la interpretación de un personaje.

Educación mediante rol

Cada vez más, hay una tendencia a introducir los juegos de rol en las Aulas, esta es una iniciativa positiva, en mi opinión, ya que les enseña:

  • Creatividad e imaginación, ya que deben imaginarse las situaciones a las que se enfrentan, los escenarios, incluso su propio personaje.
  • A tomar decisiones, ya que al interpretar debemos decidir lo que nuestro personaje dice o hace en cada situación y por supuesto, aceptar las consecuencias que provoquen esas acciones o decisiones, todo lo que decidas o hagas tendrá repercusión en la trama.
  • Cuanto más juegas, más cariño coges a tu personaje y a tu grupo, esto hará que a la hora de decidir algo hagan de forma responsable.
  • Trabajo en equipo, en un juego de rol es importante apoyarse en los compañeros, puesto que habrá muchos desafíos a los que no podremos enfrentarnos solos. Por ejemplo, tu compañero puede tener cierta habilidad que necesitas en un momento determinado, que tu no tienes.
  • Matemáticas: en el rol es fundamental el cálculo mental, ya que están basados en sistemas estadísticos y probabilidades. Es decir, a las estadísticas del personajes se le suman modificadores y una tirada de dado. Las operaciones matemáticas son algo continuo en el juego.
  • Nos dan experiencias de las que aprender, ya que cuando te equivocas en una decisión y eso provoca algo negativo para ti o para tu grupo, aprendes a pensar más y mejor la próxima vez.

Todo esto es solo una pequeña parte básica de lo que aportan los juegos de rol y lo que enseñan, pero detrás de una partida o de una campaña hay mucho más: fortalece la amistad con los otros jugadores, da momentos inolvidables, episodios divertidos y tristes que recordar y poder echarte unas risas pensando lo estúpida que fue esa decisión, y te hace vivir emociones intensas de alegría cuando sale bien, de miedo cuando hay peligro, nos hace más extrovertidos. Se podría decir que el rol es como la vida misma.

Juegos de rol para niños

En todos los juegos de rol te enseñan qué es y como jugar, pero no todos son aptos para todos los públicos. Si te interesa educar a tu hijos, hermanos o alumnos con esta iniciativa, te dejo unas cuantas recomendaciones de juegos que puedes probar:

  • Pequeños detectives de monstruos: creado por Patricia de Blas y Álvaro Corcín, y publicado por Nosolorol. En este juego los Niños deben descubrir que monstruos habitan en la casa y porque asustan a las personas que viven allí, además de ayudar a los monstruos si son buenos y procurar que no suba el índice de sustos. Este juego es recomendable para niños a partir de tres años.
  • Magissa: de los autores Eddana R.Patsaki y Fernando R.Reyes, también publicado por Nosolorol. En el reino mágico de Magissa los adultos han desaparecido y los niños tienen que hacerse cargo de la situación, ahora les toca a ellos ser los héroes correr todas las aventuras. Tiene todos los elementos clásicos: espadas, aventuras, razas, profesiones, habilidades, objetos mágicos, mazmorras, hechizos… Todo lo que se puede pedir de un juego de rol de fantasía. Este juego es recomendable para niños a partir de 6 años.

Con esto terminamos, espero que os haya sido útil la información y os animéis a jugar con los más pequeños, que seguro que ellos se lo pasan en grande y aprenden mucho, y los mayores os lo pasaréis como niños, os lo garantizo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más