Tras su éxito con la saga ‘REC’, Paco Plaza regresa a la gran pantalla con una nueva película de terror basada en hechos reales, ‘Verónica’. La cinta se inspira en el extraño y famoso caso aún sin resolver de Vallecas en la década de los 90’ donde la ouija juega una mala pasada a una adolescente.

El director valenciano ha fichado en este thriller de acción a un peso pesado del Cine español del género de terror como es Ana Torrent, quien de niña fue la actriz protagonista de la película ‘Cría cuervos’ y más tarde protagonista del gran éxito de taquilla de Alejando Amenábar, ‘Tesis’. También se suma al reparto protagonista una debutante Sandra Escacena, que por su edad, 16 años, seguramente optará con este papel a ‘Mejor actriz revelación’ en la próxima entrega del certamen de los premios Goya.

A continuación, os ofrecemos una entrevista a su director Paco Plaza, quien nos revelen los entresijos de la que promete ser todo un éxito en taquilla, junto a la recién estrenada ‘Tadeo Jones: el secreto del Rey Midas’ de Enrique Gato y David Alonso.

Blasting News: Una película con tintes biográficos, ¿cómo ha sido reconstruir este famoso caso de los años 90?

Paco Plaza: La reconstrucción no hubiera sido posible sin el departamento de arte, peluquería y vestuario. Han sido muy minuciosos. Pedí que todo el equipo me facilitara fotografías suyas de la década de los 90’ para llevar a cabo la caracterización de la época. Yo pienso que las películas de terror cuando mejor funcionan es cuando eres capaz de situarlas geográfica y temporalmente.

BN: ¿Qué nos puedes contar de ‘Verónica’ y qué fue lo que te empujó a tratar un caso tan reconocido como el caso Vallecas?

PP: Para mi era importante que ‘Verónica’ no fuera un concepto de una niña de 15 años sino una niña muy concreta de un barrio de Madrid, Vallecas, que su mamá trabaja en un bar, que tiene hermanos a los que cuida.

Intenté acercarme lo máximo a la historia real ya que creo que cuanto más seas capaz de conocer a la protagonista, más vas a querer saber su destino y más vas a estar dentro de la película. Desde luego, ‘Verónica’ es con el personaje con el que más me identifico quizás porque yo también iba a un colegio religioso, cuidaba a mis hermanos, mi familia tenía un bar...

Digamos que he tirado mucho de memoria de ese momento histórico propio.

Yo conocí el caso Vallecas como cualquier espectador de Iker Jimenez, a quien he seguido desde la radio. Es uno de los casos paradigmáticos, sobre todo por la peculiaridad de que exista un atestado policial que refleja algo sobrenatural. Es espectacular.

BN: ¿Hasta qué punto hay de autobiográfico en el papel de ‘Verónica’?

PP: Es muy autobiográfica la película. Más de lo que a priori pensaba. Lo que pasa que en todo el proceso de adaptación al Cine nos fuimos alejando muchísimo. Evidentemente el nombre de la niña es distinto e incluso su entorno familiar es diferente: la edad, el año no es exactamente el mismo ya que lo hemos adelantado.

Y como también partimos de la base de que jamás sabremos lo que paso realmente ahí, tuvimos que inventarnos una historia sin condicionantes.

Lo único que hemos conservado con el anclaje con el caso Vallecas es la existencia del informe policial, que es muy llamativo. Lo que sí que trabaje en la película fue con un psicólogo para intentar dotar a la historia de un acercamiento a la teoría jungiana del subconsciente. Hay una manera de aproximarse a lo paranormal que dice que “todo fenómeno paranormal lo está provocando la persona que lo sufre”. Somos nosotros quienes con el poder de la mente manifestamos cosas a las que nos negamos. Entonces, a mi me parece fascinante esa aproximación a lo paranormal, ese poder para alterar la realidad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!