Hace ya algunas semanas, aunque parece que fue hace mucho debido a la gran oleada de información, que Warner Bros. anunció que el Universo DC revelará otra nueva película. Dicha producción se centrará en los orígenes del villano más reconocido del mundo cómic: el Joker.

Tras el anuncio, el director Darren Aronofsky ha estallado contra Warner y la acusa de usar sus ideas para esta película. En resumen, que puede haber plágio en la próxima historia centrada en El Príncipe Payaso del Crimen.

Darren frente a Warner Bros.: los motivos

Las palabras del director estadounidense han provocado un gran revuelo dentro de la industria de Hollywood, pues tras sus declaraciones para 'FirstShowing.Net', Warner Bros.

no sale muy bien parada y abre una "guerra civil" entre Aronofsky y una de las productoras más importante del mundo.

Para comprender esta historia debemos de viajar en el tiempo 15 años atrás, ¡Sube al DeLorean Marty! En aquellos entonces, Darren había presentado a Warner su proyecto basado en el largomentraje sobre la figura de Batman. Sería una representación fiel a los cómics. Pues bien, dicho proyecto se asemeja escandalosamente a esta nueva película sobre los orígenes de el Joker.

"Recuerdo que lo que hicimos, sea lo que sea, fue presentado hace unos 15 años. Ahora he escuchado que están hablando de hacer una película de el Joker, eso es exactamente lo que decía mi presentación."

También cabe resaltar que el director afirma que parte de sus aportaciones han sido ya usadas en otras películas ya estrenadas.

Vídeos destacados del día

Un ejemplo de esto último sería la "bombardeada" por las críticas 'Batman vs. Superman: "El Amanecer de la Justicia".

"Algunas de mis ideas han sido usadas en otras producciones. Se me ocurre eso del anillo en el está inscrito 'BW', el anillo con el cual Bruce Wayne hace una cicatriz y que yo creé, creo que aparece en la película de Zack Snyder. Está muy bien, yo escribo las ideas y después ellos la hacen realidad."

Entre plagios y Batmóvil va la cosa

El proyecto de Darren Aronofsky tenía planes de ser rodado en Detroit y en Nueva York. Algo que encaja con los posibles escenarios de la nueva película de el Joker. También habla sobre el Batmóvil y Gotham: "No ibamos a construir ningún Batmóvil ni ninguna Gotham. Yo quería un Lincoln Continental con dos motores de autobús para que fuera el coche de Batman."

Por suerte o por desgracia, ya nunca lo sabremos, el proyecto de Aronofsky fue rechazado por Warner Bros., pero como dice el mismo director en la entrevista: "No me molesta que usen mis ideas, ya que uno las piensa y se proponen para que crezcan".