Tras el cardíaco episodio anterior, como mandan los cánones, tenemos un capítulo con poca acción que sirve de calma después de la tormenta (de fuego) del anterior y de calma antes de la tempestad que se avecina en los últimos episodios de la temporada. Sin más vueltas, empezamos con el tradicional

¡Ojo, Spoilers!

Secuelas de batalla

Bronn salva a Jaime. De algún modo, se las han apañado para alejarse de Dany y sus ejércitos. El mercenario reprocha al Matarreyes la decisión suicida del episodio anterior y le recuerda que le debe un castillo. Después, ambos huyen hacia Desembarco del Rey.

Dany ofrece a los soldados supervivientes la posibilidad de hincar la rodilla ante ella (se está convirtiendo en una preocupante obsesión) o morir.

Su argumento gana peso por la impresionante figura de Drogon posado en una loma tras su madre. El padre de Sam decide que prefiere morir a doblar la rodilla ante una extranjera. Dickon sigue sus pasos. Un Dracarys después, ambos dejan de existir y los cautivos doblan la rodilla. Tyrion y Varys discuten si Daenerys podría estar volviéndose loca, como su padre.

Dragones y Lobos

En Rocadragón (San Juan de Gaztelugatxe), Jon Nieve espera. El rugido de Drogon lo saca de su ensimismamiento: Dany ha vuelto. El dragón se posa cerca y Jon lo acaricia. La khaleesi se interesa por la puñalada en el corazón a la que aludió ser Davos en su primer encuentro, pero la llegada de Jorah Mormont, interrumpe el diálogo entre los amantes incipientes.

Nueva reunión del consejo de confianza de Daenerys. Jon está nervioso porque lleva demasiado tiempo en el sur. Tyrion señala que su hermana Cersei no estará muy abierta a dialogar con ellos después de lo ocurrido, por lo que deciden tratar de llegar a ella a través de Jaime.

Reencuentros en Desembarco del Rey

Tyrion y ser Davos se infiltran en Desembarco del Rey. Mientras el pequeño Lannister se dirige al encuentro con su hermano, El Caballero de la Cebolla se pierde por el Lecho de Pulgas y encuentra a Gendry, que se gana la vida como herrero. Una breve conversación y el bastardo de Robert Baratheon coge su martillo de guerra y se suma a la causa.

Tras hablar con Tyrion, Jaime visita a su hermana que vuelve a estar embarazada. El Matarreyes le cuenta su reunión y la propuesta de tregua de Daenerys por el problema de los Caminantes Blancos. Cersei le llama traidor, pero Jaime revela que Tyrion es inocente. Cersei consiente en parlamentar, pero es obvio que Jaime ya no confía en ella.

Ambición y lealtades en Invernalia.

Los señores del norte están tensos porque Jon lleva mucho tiempo fuera. Empiezan a creer que ha sido un error elegirlo rey. Sansa guarda silencio y escucha. Arya, discreta, observa la situación. Más tarde, interroga a Sansa y cuestiona su lealtad hacia Jon Nieve.

Arya sabe que Meñique no es de fiar, así que lo vigila y ve cómo esparce intrigas.

La última, una misteriosa carta escondida en su cuarto: la que los Lannister hicieron escribir a Sansa pidiendo a Robb que doblase la rodilla y acusando a Ned Stark de traidor. Arya se encamina a enfrentarse a Sansa mientras Meñique, que no era presa sino cazador, sonríe satisfecho entre las sombras: otro engaño consumado.

Muchos burócratas y un matrimonio anulado

En Antigua, los maestres reciben un cuervo alertando de la amenaza de los Caminantes. Como en un parlamento, deciden crear una comisión de investigación para ver si la amenaza es real o no. Ver a los burócratas en acción agota la paciencia de Sam, que abandona la Ciudadela, no sin coger antes toda la información disponible sobre los Caminantes.

Antes de eso, Gilly descubre que Rhaegar Targaryen anuló su matrimonio con Elia Martell y se casó en Dorne con otra mujer ─podría ser Lyanna Stark, la madre de Jon, lo que significaría que en realidad es un hijo legítimo y tiene derechos sobre el Trono de Hierro─. Sin embargo esta información, de momento, cae en el olvido.

Encuentros en Guardaoriente del Mar

Jon sabe que Cersei no creerá en la amenaza del ejército de los muertos si no lo ve con sus propios ojos, por lo que decide capitanear una excursión al otro lado del muro para tratar de capturar un espectro vivo (ya me entendéis).

En la playa, Jon y Dany se despiden. Ser Jorah, Gendry y Davos se marchan con él y, por esa magia de las elipsis narrativas, en la siguiente imagen están ya en Guardiaoriente del Mar.

Tras explicar a Tormund el plan, se suma, igual que la Hermandad sin Estandartes, a los que los hombres del Matagigantes han hecho prisioneros.

El episodio termina con los esforzados protagonistas cruzando el muro y adentrándose una vez más en la tierra de los muertos. Fundido a negro y siete días para el siguiente episodio (el penúltimo) en el que, según filtraciones, tendremos una dolorosa muerte.

¿Será cierto? Salimos de dudas aquí mismo dentro de siete días. Nos leemos.

Sigue la página Series
Seguir
Sigue la página Juego De Tronos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!