Esta madrugada de martes, 13 de junio, en lo que respecta a la hora española, ha tenido lugar la conferencia de la compañía nipona Sony, en Los Ángeles, como cita anual con el esperado E3. La expectación alcanzaba unas cotas casi inalcanzables, tras varios años de una presentación escénica espectacular, este año continuaron apostando por la música en directo y una escenografía acorde a cada vídeo de presentación.

El comienzo fue lastrado por unos fallos de sonido inesperados. Apenas pudo recibirse señal de audio alguna durante la presentación de Uncharted: El Legado Perdido, el nuevo contenido adicional de Horizon: Zero Dawn, y parte de Days Gone.

La música en directo iba acorde con la presentación del primero, pero quedó lejos del impacto conseguido el año anterior con una orquesta al completo.

Con los problemas técnicos solventados, vinieron algunos anuncios inesperados. Monster Hunter World, que significa la vuelta de la franquicia al territorio de Sony, tras muchos años sin salir de las consolas pertenecientes a Nintendo. Sin embargo, se trata de una entrega no canónica, un spin-off posiblemente.

Pocas horas antes de la conferencia saltaban los rumores: Sony había registrado de nuevo la marca Shadow of the Colossus.

Efectivamente, el siguiente anuncio trató de un remake o remasterización del juego de 2005. Hace apenas unos meses recibíamos The Last Guardian, la última entrega del mismo creador, Fumito Ueda, lo que hace preguntarnos si no se han medido mal los tiempos. En cualquier caso, significa un anuncio muy sorprendente para los fans.

Tras este punto de inflexión, comenzaron entregas no exclusivas de la plataforma de Sony. Marvel vs. Capcom Infinite, del que se anunció una demo la cual estaría disponible desde ese mismo momento.

The Elder Scrolls V: Skyrim para el dispositivo de realidad virtual de la plataforma, junto a Star Child, The Inpatient, Bravo Team, Moss y más contenido adicional para Final Fantasy XV: Monsters of the Deep.

En la recta final de la conferencia se sirvió el plato más esperado por los aficionados: god of war. La campaña publicitaria ya rodeaba los recintos de la ciudad, por lo que se esperaba un anuncio completo y extenso. La fecha de lanzamiento, al igual que el resto de grandes anuncios, quedó en un indefinido 2018.

Detroit Become Human y Destiny 2 ponían lo que parecía ser el punto final. Spider-Man, desarrollado por Insomniac Games, se dejaba ver en movimiento y demostraba estar a la altura de lo esperado, por el momento. Sin embargo, el público parece haber quedado frío en cuanto a la falta de novedades. Tan sólo Monster Hunter World y Shadow of the Colossus han sido anuncios inesperados. Sobra decir que todos y cada uno de los anuncios son referentes a su videoconsola Playstation 4, en ningún momento se hizo referencia alguna a Playstation Vita.

Con estos títulos se cierra el capítulo de Sony en las presentaciones previas al evento estadounidense.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más