“Casi todas las obras nacen de una imagen o una palabra”, comentaba el nobel de literatura en el 2005, durante su discurso de recogida del galardón. Todo proceso de creación comienza con una palabra, con una idea o una imagen... la vida conyugal, o la vida como amante, ¿cómo puedo construir el ideal? La función que podremos degustar esta semana en el Pavón, es una revisión de la obra, una nueva experiencia gastro-escénica donde a partir del texto del dramaturgo inglés, se desarrolla esa paradoja pero en medio de una nueva escena: ¿Para vivir en pareja es necesario un amante? ¿Podrías vivir toda una vida con la misma pareja, sí, y de qué manera?

El juego de el Amante, plantea una clave que es el deseo. ¿Cómo mantener la llama? ¿Que juego llevar a cabo? Son los rolles por tanto los que escenificó Harold Printer en su primer estreno los que ahora se vuelven a replantear. Siempre es por tanto la misma pregunta, ¿cómo ser pleno?, y es ahora, otra vez, donde los tres personajes Sarah, Richard y John, interpretados por Daniel Pérez Prada, Alicia Rubio y con la colaboración de Álex García, nos proponen una nueva solución, con una nueva fórmula: puedes ser un espectador, un voyeur, o compartir el escenario durante unos instantes, como uno más de esta extraña velada. Una sorpresa, culinaria, la experiencia se expande más allá de la dramaturgia, también profundizará en la gastronómica, pero sobre todo, en la pregunta.

Podremos ver la obra el 16 de marzo en el teatro Pavón, Kamikaze, en Madrid.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!